La libra. El auto de José Reyes Nápoles fue arrastrado por varios metros en la prolongación Isidro López Zertuche, detrás de la empresa Mabe. / Foto: Jetza Múzquiz
El susto de su vida se llevó un conductor, luego de que su vehículo fuera arrastrado varios metros, llevado por las llantas traseras de la caja de un tráiler

RAMOS ARIZPE- El susto de su vida se llevó un conductor, luego de que su vehículo fuera arrastrado varios metros, llevado por las llantas traseras de la caja de un tráiler, terminando debajo de la pesada unidad, pero por fortuna ileso.

Cerca de la 1:45 de la tarde, José Reyes Nápoles Ramírez, de 29 años, circulaba en un vehículo Mazda MX5 por la prolongación Isidro López Zertuche, detrás de la empresa Mabe, donde ocurrió el percance.

 

Se orilló para permitir la salida de un camión Freightliner, pertenenciente a la empresa TIMSA, que era conducido por Jaime Mena Garibay, sin embargo, éste dio la vuelta muy cerrada y pasó muy cerca del vehículo.

El tractocamión libró el coche de José Reyes, pero la caja terminó llevándose de encuentro al Mazda, arrastrándolo varios metros ante la mirada de varios testigos, que de inmediato marcaron el alto a Jaime.

 

Por fortuna, José salió y por su propio pie de su vehículo, solicitando la presencia de las autoridades y sin la necesidad de ser atendido por cuerpos de rescate, aunque personal de la misma empresa ya tenía preparada una camilla para cualquier emergencia.

El compacto terminó debajo de la caja del tráiler, aplastado por las llantas traseras; por fortuna, ambos vehículos contaban con seguro y fue cuestión de trámite delante de la Policía de Tránsito para que llegaran a un acuerdo.