Foto: Especial
Tesla incrementará las tarifas de recarga en su red de Supercargadores mundial a partir del día 1 de febrero para ajustarlo a los costes reales de la electricidad

POR GONZALO GARCÍA PARA HIBRIDOSYELECTRICOS

Tesla ha aumentado el precio de las recargas en sus estaciones de Supercargadores de todo el mundo. Este ajuste de las tarifas de carga tiene como objetivo equilibrar los precios de los costes locales de electricidad con los que genera al fabricante californiano cada instalación.

Tesla continúa afirmando, como ha hecho siempre, que la red de cargadores no es una línea de negocio más que genere beneficios, sino que los ingresos se utilizan para continuar con su expansión. Coincidiendo con el anuncio de la semana pasada de eliminar por completo el programa de referidos, por el incremento que supone en los costes de sus vehículos, sobre todo tras verse obligado a regalar 80 Roadster a sus clientes, Tesla ha elevado en todo el mundo el precio de la recarga. La red de Supercargadores de Tesla ha ido creciendo y evolucionando desde su creación en 2013, tanto en la potencia que es capaz de ofrecer como en las tarifas a las que se ofrece el servicio.

Tesla se centra en ampliar la red de Supercargadores europea y en la red Urban Supercharger

Inicialmente la red fue gratuita para todos los propietarios de un Model S primero, y para los del Model X después. Posteriormente modificó esta política para comenzar a cobrar por la recarga, ofreciendo 400 kWh de recarga gratuita al año para aquellos coches que se ordenasen antes de 15 de enero de 2017. Sin embargo a partir de noviembre del año pasado todos los coches eléctricos nuevos vendidos por Tesla tienen que pagar por la recarga, independientemente del modelo. El Model 3 nunca ha disfrutado de esta ventaja, a excepción de los primeros 6 meses de uso si se compra a través del programa de referidos que está a punto de finalizar. Mediante este se pueden conseguir, hasta el 1 de febrero, seis meses de Supercarga gratuita (nueve en caso de comprar el coche sin prueba previa).

El precio de las recargas puede establecerse por kWh o por minuto de recarga en aquellas ubicaciones en las que no se permite la venta directa de electricidad. Oficialmente, Tesla afirma que está modificando sus tarifas para implementar una estructura de precios por estación, no por estado o región, basándose en las tarifas eléctricas locales. Esto se traduciría en un incremento significativo de los precios.

Sin embargo, el incremento es diferente en otros lugares donde el aumento ha llegado, en algunos casos, al 100%. De media el precio se ha elevado entre un 20 y un 40%. Por ejemplo, en Nueva York la tarifa ha sufrido la misma variación que en España, de 0,24 $/kWh a 0,32$/ kWh. En California ha pasado de 0,32 $/kWh a 0,36 $/kWh. En Noruega, uno de los principales mercados europeos de Tesla, el incremento es también del 33%, de 1,4 a 1,86 coronas noruegas.

Foto: Especial

Para el caso de los lugares en los que el precio de la recarga se establece por minuto, Tesla implementa dos “bandas” de carga. El precio de la recarga en la “banda 1” costará, en todos los casos, la mitad que la “banda 2”. La “banda 1”, aplicable cuando se carga a 60 kW de potencia o menos o cuando el vehículo comparte el Supercargador con otro, repartiéndose la potencia entre ambos.

Estas nuevas tarifas se aplicarán a partir del día 1 de febrero y no afectan a aquellos propietarios que compraron el coche cuando la Supercarga era gratuita, que la seguirán manteniendo. También se mantienen los 400 kWh gratuitos para los clientes que compraron el coche en el periodo en el que se ofrecían, aunque sí pagarán la recargas posteriores a los nuevos precios. De la misma forma, todos aquellos que todavía accedan al programa de referidos podrán disfrutar de seis o nueve meses de recarga gratuita (hasta el 1 de febrero).

Incluso con las nuevas tarifas, recorrer 100 kilómetros con un Tesla cargado en un Supercargador sigue siendo mucho más económico que recorrerlos con gasolina o diésel. Con el incremento de precio, Tesla también intenta disuadir a aquellos que utilizan los Supercargadores, mucho más rápidos que la recarga en casa, como su punto vinculado. El fabricante siempre ha advertido a sus clientes que esta red debe ser utilizada para largos recorridos, mientras que la recarga habitual se debe realizar en la vivienda. Hay que tener en cuenta además que, con la llegada del Model 3, la demanda aumentará. Además, el incremento de precio le permitirá al fabricante expandir la red y preparar la llegada de los Supercargadores V3, con mayor potencia que los actuales.

POR GONZALO GARCÍA PARA HIBRIDOSYELECTRICOS