Foto: Especial
Tesla hace marcha atrás en su subida de tarifas al servicio de Supercarga y reducirá los precios un 10% en todo el mundo.

POR JORGE J. CASTELLS PARA HIBRIDOSYELECTRICOS

El fabricante de coches eléctricos Tesla anunció la pasada semana una subida generalizada en las tarifas de su servicio de recarga rápida, los llamados Superchargers. El incremento, que se realizaría de forma global a partir del día 1 de febrero, supondría de media un encarecimiento de la energía del 33%.

En cambio, después de escuchar las opiniones de los clientes, la compañía californiana ha decidido hacer un paso atrás unos días después y suavizar la subida de tarifas un 10%.

Con esta rectificación, el incremento en los precios del servicio de Supercarga se queda en el 20,8% en lugar del 33% original. En países como Estados Unidos, donde los costes son diferentes en cada estado debido a su mix energético, la tarifa media ha pasado de 31 a 28 centavos de dólar por cada kWh consumido. En el caso de Noruega, uno de los principales mercados de la marca, en cosa de una semana se pasó de 1,40 coronas a 1,86 para más tarde dejar la tarifa en 1,70 coronas por kWh.

POR JORGE J. CASTELLS PARA HIBRIDOSYELECTRICOS