Los actores de la serie de televisión "Juego de Tronos" posan tras recibir el premio a la mejor serie dramática durante la ceremonia de los Premios Emmy en Los Ángeles. / Foto: EFE.
El periodista Jammes Hibberd firma la crónica oficial de ‘Juego de Tronos’ como testigo de excepción del rodaje la producción de HBO, un reto que el propio George R.R. Martin, autor de la saga literaria en la que se basa la serie, consideraba imposible de sacar adelante y que logró millones de seguidores durante sus ocho temporadas

“Todo está aquí: cómo comenzó, cómo terminó, dragones y lobos huargos, lo que pasó delante de las cámaras y entre bambalinas, los triunfos y tropiezos, las decisiones difíciles, las encrucijadas, los porqués. Actores, directores, “showrunners”, productores ejecutivos e incluso yo”, afirma el creador de ‘Juego de Tronos’, George R.R. Martin sobre el libro que escruta los entresijos de la aclamada serie de televisión basada en su saga de novelas.

En "Todos los hombres deben morir2, el premiado periodista James Hibberd ofrece, por primera vez, la crónica de la producción de HBO contada desde dentro, un relato que constituye la historia oficial de cómo se hizo ‘Juego de Tronos’, repleto de material exclusivo, nunca antes compartido, que explica muchas de las incógnitas de la trama y desvela lo que sucedió entre bambalinas.

Un libro que, según el propio George R.R. Martin “lo tiene todo”, una lectura apasionante para los seguidores de la serie, que revela todo lo que los fans de ‘Juego de Tronos’ siempre han querido saber sobre la serie, estrenada el 17 de abril de 2011 y convertida en uno de los mayores fenómenos audiovisuales de la historia. Tanto, que su éxito no concluyó con la emisión del capítulo final el 19 de mayo de 2019.

Los actores Kit Harington, como Jon Snow, y Liam Cunningham, como Lord Davos Seaworth, en un momento del rodaje en el paraje de San Juan de Gaztelugatxe, en España.

Un final que superó el récord de espectadores en las plataformas de emisión de HBO, con 19,3 millones de espectadores en el día de la emisión del capítulo final, titulado ‘El Trono de Hierro’, que en su retransmisión en televisión en Estados Unidos logró 13,6 millones, superando así la marca lograda por el estreno de la cuarta temporada de ‘Los Soprano’ en 2002.

Aunque el cierre de la serie dejó opiniones divididas entre sus seguidores, llegó en el momento con mayor número de espectadores, gracias a un fenómeno fan que fue aumentando progresivamente con el discurso de las temporadas de ‘Juego de Tronos’, que de los 9,3 millones de espectadores de media de la primera temporada paso a 44,2 en la octava y última.

Con más de 100 en todo el mundo, ‘Juego de Tronos’ es la producción con más licencias en la historia de HBO, buena muestra del éxito de la adaptación televisiva de la ‘Canción de Hielo y Fuego’ de George R.R. Martin, bastante fiel a las novelas en las temporadas iniciales de la serie y que luego ha ido mezclando elementos de las diferentes novelas y ha avanzado y finalizado a falta de conocer las dos últimas entregas de la saga literaria.

EL RETO DE ADAPTAR ‘CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO’.

Así, mientras la primera temporada se corresponde al primer volumen, ‘Juego de Tronos’, la segunda a ‘Choque de Reyes’ y los primeros capítulos de ‘Tormenta de Espadas’ y la tercera temporada de la serie corresponde a gran parte de esta última novela, tanto la cuarta como la quinta temporada mezclan aspectos de ‘Tormenta de Espadas’, ‘Festín de Cuervos’ y ‘Danza de Dragones’.

A partir de esa quinta temporada se adivinan elementos inéditos que podrían corresponder a la anunciada sexta entrega de la saga literaria, ‘Vientos de invierno’, algo que también sucede en la sexta temporada, aunque en ambas son reconocibles las tramas de ‘Festín de Cuervos’ y ‘Danza de Dragones’.

Las dos últimas temporadas de la serie, y las de mayor audiencia, no han contado con respaldo de las entregas literarias ya publicadas por el escritor estadounidense, y se corresponderían tanto a ‘Vientos de Invierno’ como a la séptima y última novela de la saga literaria, ‘Sueño de primavera’.

‘Juego de Tronos’ es la serie que George R. R. Martin consideraba imposible de rodar, como cuenta  James Hibberd en ‘Todos los hombres deben morir’, un libro en el que se incluyen más de cincuenta entrevistas inéditas, así como fotos poco conocidas del rodaje y la experiencia de los productores, el reparto y el resto del equipo que convirtieron las novelas de Martin en el mayor fenómeno televisivo del mundo. 

Entre otros detalles sobre la serie, en ‘Todos los hombres deben morir’, editado en español por Plaza & Janés, James Hibberd cuenta lo que sucedió en la primera reunión entre los “showrunners2, David Benioff y D.B. Weiss, y George R. R. Martin, o por qué los responsables de ‘Juego de Tronos’ decidieron terminarla después de ocho temporadas.

Editor en la revista ‘Entertainment Weekly’, el periodista James Hibberd estuvo a cargo de la sección de televisión de la publicación ‘The Hollywood Reporter’ y, desde el comienzo de la serie, fue el encargado de escribir sobre ‘Juego de Tronos’, visitando los platós de rodaje durante varias semanas seguidas desde la segunda temporada.
Testigo de excepción de rodaje del episodio final de la serie, Hibberd conoció de cerca la producción de otros momentos épicos de la franquicia como la boda de Joffrey, la Batalla de los Bastardos o la lucha final contra el Ejército de los Muertos.

Una mujer fotografía trajes del Juego de Tronos durante la exposición dedicada a la popular serie de televisión en Berlín.