Llama al servicio gratuito de Taxi Seguro 844 132 46 51. JESÚS PEÑA
Grupo ofrece servicio gratis a enfermos, incluso a clínicas de Monterrey

Esta compañía de taxis no sólo ha logrado sobrevivir durante la crisis provocada por el COVID-19, sino que se permite dar un servicio gratuito a la gente que, por su situación económica, así lo requiere.

Se trata de la asociación civil Taxi Seguro Saltillo, que desde hace dos años, y más en esta época de pandemia, brinda traslados sin costo a enfermos de escasos recursos, incluso a clínicas de Monterrey.

“Prestamos servicio a las personas vulnerables que más lo necesitan, gente con cáncer, con enfermedades fuertes que no tienen recursos para trasladarse a Monterrey”, dice Juan José Alfaro Carlos, representante de esta organización que tiene seis años de vida.

Este servicio, previo estudio socioeconómico para valorar la necesidad real de los pacientes, incluye viajes de ida y vuelta sin cargo alguno, en la espera de los enfermos, sin importar las horas que dure su consulta.

“Es un gran beneficio que está dando el equipo de Taxi Seguro de Saltillo para ayudar a quien más lo necesita, y nos esmeramos en ese servicio. Los esperamos dos o tres horas y lo hacemos con mucha satisfacción”, comenta José Alfaro.

Y advierte que en los 25 años que lleva trabajando en el servicio público de autos de alquiler, no ha sabido de empresas que proporcionen este apoyo.

UN ENCUENTRO INSPIRADOR

“Este proyecto nació a raíz de que un día se acercó una persona que no tenía recursos para ir a Monterrey porque era muy lejos y le salía muy caro, no tenía para llevar a su hija enferma. Revisamos el caso en asamblea y llegamos al acuerdo de que es muy bonito dar un poquito a quien más lo necesita”.

Detalla además que la agrupación que lidera, cuya flotilla es de 87 carros, transporta personas con alguna enfermedad crónica o discapacidad a centros de salud de Saltillo, sin cobrar un peso y únicamente con acreditar que de veras lo requieren.

“Estamos trasladando a varios niños con discapacidad, los llevamos a CREE a sus rehabilitaciones…”.

Gracias a Dios que me los puso en mi camino. Ojalá hubiera más taxistas como ellos”.
Vanessa Hinojosa, la madre de Mateo.

El servicio es ilimitado, no tiene caducidad, es por siempre, dice José.

“Con nosotros no hay final, todo lo que podamos ayudarlos, siempre les vamos a dar el servicio y eso nos lo llevamos en el corazón”.

Alfaro Carlos habla sobre la importancia de tender puentes de ayuda entre el sector de servicio, como el de los taxis, y la población vulnerable para poder avanzar.

“El chiste es poner un granito de arena y nosotros como asociación es lo que estamos haciendo, darles este pequeño apoyo, ese calor para que se sientan a gusto y protegidos…”.

SIN COBRAR UN CINCO’

Declara que este proyecto altruista funciona con recursos de la propia asociación, sus coches y el financiamiento para viáticos y gastos de la gasolina.

“Esto fue por acuerdo en asamblea”.

Agrega que durante la pandemia Taxis Seguro ha brindado también servicios de traslado gratuito a intendentes, laboratoristas, médicos y enfermeras de distintos hospitales que trabajan en la primera línea de batalla contra el coronavirus.

Explica que uno de los objetivos de este programa es reivindicar la imagen que la sociedad tiene de los taxistas.

“Queremos dar un cambio en Saltillo, una nueva imagen al taxista y que la gente se acerque a nosotros, decirles que los taxistas sí apoyamos, que damos un buen servicio”.

Del mismo modo expresó que ésta es una forma de agradecer a los saltillenses que usan el servicio público de taxis y contribuyen a la economía de propietarios y choferes de autos de alquiler.

“El usuario nos ayuda a pagar nuestros carros, a salir adelante con nuestras familias y esa ayuda que nos dan la repartimos a quien más lo necesita”.

EL CASO DE MATEO

Luis Mateo Calderón, un bebé que nació con fibrosis quística, enfermedad crónica incurable que afecta el páncreas y los pulmones, es uno de los beneficiarios del proyecto.

Hace casi dos años que Vanessa Hinojosa, su madre, y él son trasladados sin costo cada mes o cada 15 días hasta las clínicas 34 y 25 de Monterrey.

“El niño no puede ir en camión, no puede convivir mucho con gente enferma en un autobús porque tiene las defensas muy bajas…”.

La mamá de Mateo, que no puede trabajar por atender a su niño y no cuenta con el apoyo de ningún familiar, dice que sin este servicio sería imposible que Mateo acudiera a sus revisiones.

“Me entero de estos taxistas, los contacto, les hablo de la situación del niño. Yo estaba empezando a hacer alguna actividad para juntar para el pasaje, eran 880 pesos por ida y vuelta, más el costo de las clínicas particulares… Eso era cada mes.

“Tenía que hacer una rifa, una venta de empanaditas, de gelatinas, lo que saliera.

ES UNA ENFERMEDAD CARA

Cada que en el IMSS no tienen el medicamento para Mateo, Vanessa tiene gastar siete mil pesos solo en una cajita de un fármaco que su hijo necesita, además de las 15 pastillas diarias que se toma, por lo que este servicio gratuito de taxis le vino como anillo al dedo.

“Los de Taxi Seguro me ofrecieron el servicio gratis, sin ningún interés, simplemente con la satisfacción de apoyar al niño. Vienen por mí a mi casa, todo… Nos llevan, nos esperan, si me tardo cuatro o cinco horas es el tiempo que nos están esperando… Pocas veces te topas con gente así…’”.

Vanesa dice que aunque la fibrosis quística es una enfermedad fea y grave, Mateo va bien, eso se debe a que no falta a sus consultas.

“Parte de la salud de Mateo es que los de Taxi Seguro han estado al pendiente de él. El que ellos no me cobren, significa que yo le puedo comprar una medicina, un poco más de comida. Es una ayuda bien grande. “Ellos han sido como la familia del niño, ya son dos añitos que han estado acompañándolo”.