Foto: Especial
Toyota quiere “determinar cómo incorporar los conocimientos acumulados en competición en los vehículos de producción”

Competición y coches de calle siempre han estado unidos: modelos de serie llevados a las carreras y tecnología de competición aplicada a coches de producción. Pero ahora Toyota le ha dado una nueva vuelta de tuerca a la idea con el Toyota GR Super Sport Concept.

La marca ha dado a conocer el deportivo o, mejor dicho, hiperdeportivo, en el Tokyo Auto Salon 2018. Y aunque lo ha presentado en forma de prototipo, es el principio para acabar convirtiéndose en modelo de producción.

Foto: Especial

Su desarrollo ha nacido del Campeonato Mundial de Resistencia (World Endurance Championship, WEC) y por eso su punto de partida ha sido el TS050 HYBRID, con el que la marca japonesa participa en la competición. Se aprecia con facilidad en las agresivas formas del concept, con una silueta extremadamente larga y realmente baja, diseñada siempre con la aerodinámica en mente.

Pero no solo eso: sus entrañas mecánicas también proceden del mencionado TS050. Emplea el sistema híbrido Toyota Hybrid System-Racing (THS-R), que combina un motor V6 biturbo de inyección directa con bloques eléctricos para entregar una potencia total de 1.000 CV.

“Más que desarrollar vehículos de producción para convertirlos en deportivos, tratamos de determinar cómo incorporar los conocimientos acumulados en competición en los vehículos de calle”, resume Shigeki Tomoyama, Presidente de Toyota Gazoo Racing.

Foto: Especial

Y pone la vista en el futuro: “Si bien aún pasará un tiempo antes de que todos tengamos la oportunidad de sentarnos al volante, espero que el GR Super Sport Concept nos dé una idea de lo que nos proponemos lograr con nuestros deportivos de nueva generación”.