Toyota Supra fue presentado en el Auto Show de Detroit / Foto: AP
Con más maña que fuerza, y con bastante ayuda de BMW, el Toyota Supra regresa con solo dos puestos y 335 caballos de fuerza, pero es su bajo peso perfectamente distribuido, el ingrediente primordial que le ayuda a acelerar de 0 a 60 millas por hora en solo 4.1 segundos.

¡La larga espera terminó! Toyota finalmente mostró en el Auto Show de Detroit 2019 su nuevo Supra 2020. Este nuevo coupé toma el nombre del histórico deportivo japonés retirado del mercado hace 20 años, haciendo suya la leyenda pero también las expectativas ligadas a su trayectoria.

Las hermosas líneas del Toyota Supra 2020 me dicen más Lexus que Toyota y esperamos presagien el renacimiento en materia de diseño del coloso japonés. 

Las líneas del nuevo Toyota Supra 2020 respetan las tradiciones de los coupés deportivos europeos, mostrando unas hermosas proporciones de trompa larga y cola corta que han seducido a los amantes del motor por más de 100 años, pero lo hace con líneas atrevidas y volúmenes agresivos, como los del cuarto trasero, que comunican potencia y modernidad.

El nuevo Toyota Supra 2020 tiene un sabor definitivamente europeo, del que el resto de la línea Toyota se podría beneficiar. Recemos por que sea contagioso.

Toyota indica con orgullo justificado, que la distribución de peso entre los dos extremos del Toyota Supra 2020 logra la proporción perfecta de 50:50 entre sus mitades delantera y trasera, lo cual debería 

No dejen que el logo los confunda. El corazón del Toyota Supra 2020 es un motor 6 cilindros doble turbo en línea de 3.0 litros de desplazamiento proveniente del catálogo de motores de BMW. Este motor genera 335 caballos de fuerza y torque de 365 lbs-pie. 

Las coincidencias del Toyota Supra 2020 con BMW van más allá del motor. De hecho, el nuevo Supra es un hermano mecánico del nuevo BMW Z4 2020. Ambos autos serán construidos por Magna Steyr en la ciudad austriaca de Graz. Por cierto, el mismo lugar y la misma compañía que construye el Mercedes-Benz Clase-G desde la llegada de su primera generación en 1979.

El Toyota Supra 2020 cuenta con un sistema de suspensión variable estándar como equipo estándar, con resortes de junturas dobles en el frente y eslabones múltiples atrás.