Informan. La Fiscalía General de la República señaló que la organización tiene vínculos en Centroamérica. Foto: Especial
La FGR informó que se detectó una organización delictiva internacional dedicada al presunto tráfico de personas

Autoridades mexicanas descubrieron un nuevo método utilizado por grupos criminales dedicados al tráfico de personas que utilizan agencias de viajes para llevar a ilegales, vía área y con documentos apócrifos, a Estados Unidos.

En distintas acciones, autoridades federales detuvieron a tres personas que guiaban a inmigrantes ilegales provenientes de Honduras, El Salvador y Nicaragua tras su llegada a México con rumbo al vecino país del norte.

La Fiscalía General de la República (FGR) informó que se trata de una organización delictiva internacional, con vínculos en Centroamérica, dedicada al presunto tráfico de personas, cuyo destino final es Estados Unidos.

EMPRESAS DEDICADAS AL RAMO DE TURISMO

Detalló que, gracias a trabajos de investigación ordenados por el Ministerio Público Federal (MPF), se obtuvo datos por parte de empresas dedicadas al ramo de turismo para detectar la operación de dicho grupo y detener a tres integrantes de la red criminal.

Explicó que una alerta recibida por la FGR, como parte de un programa de disminución de riesgos criminales, para inhibir delitos como el tráfico de personas, se conoció de actividad sospechosa en un vuelo con destino a Chihuahua.

“Varios pasajeros contaban con la misma clave de reservación, por lo que la Policía Federal realizaron una revisión en el Aeropuerto de la Ciudad de México y ubicaron a cinco extranjeras con identificaciones apócrifas”puntualizó.

Agregó que en la reservación del referido vuelo faltaban de registrarse dos personas y, por tal motivo, se solicitó una búsqueda en las salas del Aeropuerto, lo que permitió localizar a un hombre de nacionalidad salvadoreña con la misma clave de vuelo.

Posteriormente, se recibió una segunda alerta de un vuelo proveniente de Minatitlán, Veracruz, por lo que se solicitó a la Policía Federal realizar la revisión de los pasajeros del citado vuelo, en la que se ubicó a cuatro personas más de nacionalidad hondureña y una nicaragüense, con documentación apócrifa.