Archivo
La tarde de ayer, Marco se desesperó y atentó contra su persona, ingiriendo una gran cantidad de pastillas

Fuera de sus cabales debido a problemas psicológicos que padece, un hombre intentó quitarse la vida al ingerir una gran cantidad de  medicamentos, siendo salvado por sus familiares que oportunamente llamaron una ambulancia.

Cerca de las 2:30 de la tarde se registraron los hechos en una vivienda de la calle Sóstenes Rocha y Pedro Ampudia, en la colonia Rodríguez Guayulera, acudiendo la Cruz Roja para socorrer a la víctima.

De acuerdo a los familiares de Marco Antonio Martínez Álvarez, de 44 años, desde hace tiempo que sufre un marcado insomnio, producto de algún trastorno, pero dicen que recibe la atención médica oportuna.

Además de esto, Marco se encuentra desempleado, y ocasionalmente trabaja tocando con un grupo, pero esto cada vez es menos frecuente, lo que lo orilla en ratos a perderse en el alcohol.

La tarde de ayer, Marco se desesperó y atentó contra su persona, ingiriendo una gran cantidad de pastillas de diazepam.

Su familia cuenta que lo descubrieron a tiempo, cuando cayó inconsciente por el efecto del fármaco, llamando a los números de emergencia 911 y solicitando el apoyo de las asistencias médicas.

Elementos de la Cruz Roja llegaron en cuestión de minutos, llevando a la víctima hasta la sala de urgencias de un hospital, siendo trasladado en código rojo debido a las complicaciones que le estaban sobreviniendo por la intoxicación, siendo su estado de salud delicado pero estable.