Prueba. El niño de 9 años ya había sido trasladado el martes pasado al Hospital del Niño, pero decidieron no realizarle los análisis.
Trascendió que el paciente ya había sido ingresado el martes al Hospital del Niño

Debido a sospechas de ser un posible caso de contagio de coronavirus, un menor de edad fue trasladado por paramédicos de la Cruz Roja desde el sur de la ciudad hasta el Hospital del Niño, para que le realicen la prueba y confirmar o descartar COVID-19.

Trascendió que el paciente ya había sido ingresado el martes al mencionado hospital, también trasladado por la Cruz Roja, pero los médicos de urgencias decidieron no hacer la prueba y lo regresaron a casa.

Fue alrededor de las 7:30 de la tarde de ayer que nuevamente se recibió un reporte a los números de emergencia 911 para pedir atención para el niño de 9 años de edad, pues estaba delirando debido a la alta fiebre.

Los paramédicos acudieron una vez más hasta la calle Santa Camelia, de la colonia El Álamo, donde confirmaron los síntomas que hacían sospechar nuevamente de la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2, usando la cápsula especial para depositar al paciente.

El menor presenta dificultades para respirar y fiebre arriba de los 38 grados centígrados cuando fue valorado por los técnicos en urgencias médicas, siendo canalizado al área de urgencias del Hospital del Niño.