Foto: AP
Mediante un comunicado, informó este viernes su Gobierno tras la investidura del nuevo mandatario, que sigue el compromiso de contruir una muralla

Dentro de una serie de comunicados emitidos en la página web de la Casa Blanca, uno específicamente habla de la seguridad interna, y aclara las acciones inmediatas ante la inmigración ilegal.

Los párrafos más destacables son los siguientes:

"Nuestro país necesita más fuerzas de seguridad, más compromiso comunitario y políticas más efectivas"

'Hacer eso significa apoyar la habilidad de nuestros ciudadanos de defenderse, por lo que protegeremos los derechos que menciona la Segunda Enmienda a cualquier nivel de nuestro sistema judicial'.

Y respecto al tema migratorio, el comunicado enuncia lo siguiente:

'El presidente Trump está comprometido a construir una muralla en la frontera para frenar la inmigración ilegal, para detener a las pandillas y la violencia, así como parar el flujo de drogas hacia nuestras comunidades. Se dedicará a reforzar nuestra frontera, terminando con las ciudades santuario, y acabando con todo negocio asociado a la inmigración ilegal'.

'Reforzar las leyes también significa que se deportará a ilegales con récord criminal o de violencia que estén dentro de nuestras fronteras'.

"La atmósfera antipolicía está mal. El Gobierno de Trump le pondrá fin" a esta situación, añadió la institución.