Foto: Excélsior
Pese a esto, Trump dejó muy en claro que defenderá los intereses de Estados Unidos y sus aliados

ESTADOS UNIDOS..-El presidente Donald Trump le dijo a sus principales asesores que no quiere que Estados Unidos se involucre en una guerra con Irán, afirmaron el jueves tres funcionarios en Washington.

"No quiere ir a la guerra. No es lo suyo", dijo uno de los funcionarios, que pidió no ser identificado.

Trump comunicó a su equipo de seguridad nacional y a otros asesores que quiere evitar que las tensiones con Teherán se conviertan en un conflicto armado, sostuvieron los funcionarios.

 

Foto: Excélsior

Sin embargo, también les dejó en claro que protegerá los intereses estadounidenses en la región, dijo un funcionario.

La inteligencia estadounidense mostró una mayor actividad de Irán y sus aliados que los funcionarios estadounidenses consideraron una amenaza en la región.

Trump ganó las elecciones de 2016 con la promesa de que se mantendría fuera de conflictos en el extranjero, tras lo que consideró guerras costosas en Afganistán Irak. A principios de este año, ordenó a las tropas estadounidenses salir de Siria, pero lo persuadieron de que dejara algunos efectivos.

 

El presidente ha sido claro, Estados Unidos no busca un conflicto militar con Irán y está abierto a conversaciones con los líderes iraníes. Sin embargo, la opción de Irán durante 40años ha sido la violencia y protegeremos al personal y los intereses de Estados Unidos en la región"
Garrett Marquis, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

El mandatario dijo a reporteros el jueves que esperaba que Estados Unidos no entrara en guerra con Irán, antes de reunirse con el presidente suizo Ueli Maurer, cuyo país ha servido de enlace de enlace entre Washington Teherán, que no tienen relaciones diplomáticas.