Foto: Especial
El presidente publicó una imagen junto a productos de la marca utilizada por latinos. Horas antes, su hija Ivanka publicó una fotografía similar. Normas éticas no permiten que empleados federales usen sus posiciones para hacer publicidad

Ivanka Trump, hija y además asesora del presidente Donald Trump, hizo una descarada publicidad de la marca de alimentos latina Goya, luego de que el CEO de la empresa mostrara apoyo al gobierno de su papá. La foto de Ivanka Trump modelando con la lata de frijoles, además, desafía normas éticas que no permiten a empleados federales usar sus posiciones para hacer publicidad.

La hija del presidente posó para una foto con una lata de frijoles de esa marca en sus manos y acompaña el mensaje con el slogan de la compañía en inglés y en español: " If it’s Goya, it has to be good. Si es Goya, tiene que ser bueno".

Pero mientras los organismos de ética reaccionan, el presidente Donald Trump publicó una foto similar a la de su hija, posando con los pulgares arriba con productos Goya en el escritorio de la Oficina Oval, en la Casa Blanca.

 

Días atrás el CEO de Goya, Robert Unanue, elogió a Trump en un evento la semana pasada en la Casa Blanca. "Todos estamos verdaderamente bendecidos... por tener un líder como el presidente Trump", dijo Unanue.

Los comentarios de Unanue provocaron un llamado a boicotear al gigante de alimentos hispanos, propiedad de latinos en EU, citando los comentarios despectivos y políticas duras hacia los hispanos, en especial contra los inmigrantes.

Pero Unanue dijo que "no se disculparía" luego de que en redes sociales muchos clientes molestos con la inesperada declaración política de Unanue hicieran viral el tag #BoycottGoya o #Goyaway, respaldado por varios politicos liberales y algunas celebridades.

Normas éticas: publicidad en la Casa Blanca

La hija de Trump, al ser funcionaria de la Casa Blanca, muy seguramente violó las normas de ética federales que impiden que funcionarios del gobierno usen sus posiciones "para dar aprobación o respaldo a algún producto, servicio o empresa". Y prohíbe que hagan referencia a marcas comerciales para el beneficio personal, de amigos, familiares o personas con las que el empleado esté afiliado.

El gobierno federal puede castigar a sus funcionarios dándoles una carta oficial de advertencia o "asesoramiento", suspendiéndolos sin pago, bajándolos de cargo o incluso, despidiéndolos.

Expertos en ética gubernamental señalaron que se debería hacer una investigación sobre la hija del presidente para determinar si violó la ley. La organización Ciudadanos por la Ética (Citizens for Ethics) compartió en Twitter la norma que impide a funcionarios públicos este tipo de acciones.

"Uso de cargos públicos para beneficio privado... Un empleado no utilizará su cargo público para su propio beneficio privado, para el respaldo de ningún producto, servicio o empresa, o para el beneficio privado de amigos, familiares...", señala el mensaje.

La congresista demócrata por Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, tuiteó en español: "Si es Trump, tiene que ser corrupto".

 

El propio presidente Trump tuiteó su "amor" a Goya tras el apoyo de la marca.

"YO AMO Alimentos Goya", había dicho el mandatario 10 de julio.