Foto: Tomada de Internet
A Fernando Yunes, hijo de un ex gobernador, lo llaman el "Alcalde Junior" por su gusto por la ropa y accesorios de lujo, y sus constantes viajes

Fernando Yunes, presidente municipal de Veracruz, recibió fuertes críticas en redes sociales luego de que fue publicada una fotografía donde aparece en Atlanta, Estados Unidos, festejando el Super Bowl.

El alcalde –quien es hijo de Miguel Ángel Yunes, ex gobernador de Veracruz– está rodeado de los ex colaboradores de su papá en la administración estatal.

En la imagen aparecen José Antonio Menéndez Galarza, ex secretario particular de su padre, y Juan Carlos Saldaña, ex secretario de Protección Civil del estado.

El alcalde, que lleva una gorra de "Patriotas", está en compañía de 8 personas y uno de sus amigos sostiene los boletos para ingresar a la final de la NFL que se realizó el domingo 3 de febrero.

Luego de que la foto fue difundida en redes sociales, los veracruzanos tundieron a su alcalde: cuestionaron su responsabilidad al frente de la ciudad y principal puerto del estado y el origen y uso de los recursos para comprar el boleto al Super Bowl.

Los ciudadanos afirmaron que el alcalde aprovecha su cargo sólo para pasear, pues apenas unas semanas antes del Súper Bowl, en enero, viajó a Sevilla, España, para participar en el Foro Global de Gobiernos Locales.

Ante la situación, la síndica de Veracruz, Alma Aida Lamadrid, dijo que el alcalde Fernando Yunes y otros miembros del gobierno habían tomado su primer periodo vacacional del sábado 2 al lunes 4 de febrero.

Te puede interesar

"Distintos funcionarios han tomado sus vacaciones como nos corresponde por ley", dijo. "Son vacaciones del periodo vacacional del primer semestre, y él decidió tomarlas en este momento y acomodarlas respecto a su agenda".

Afirmó que durante la ausencia de Yunes no se habían reportado percances en el municipio. "La ciudad sigue caminando, sin ningún incidente, siguen su curso" .

Posteriormente, el alcalde Yunes se presentó en la inauguración de obras en la ciudad, en donde los medios de comunicación lo cuestionaron sobre su asistencia al Super Bowl.

Yunes no quiso dar detalles al respecto y sólo respondió: "Nada, no tengo nada que decir, no tengo que pedir permiso para nada, de hacer de mi vida lo que yo tenga que hacer el fin de semana", respondió.

Esta no es la primera vez que la población se queja de los lujos de su alcalde, quien tomó posesión el 1 de enero de 2018.

En noviembre del año pasado, durante la reinauguración del Hospital Regional, en la que también estuvo presente su papá, se le vio portando una chamarra del diseñador Ermenegildo Zegna con valor de 67.000 pesos.

En otro acto público asistió con un reloj Hublot Big Bang 45 mm con valor de 280.000 pesos. Esto indignó a la población, ya que contrasta con la pobreza en la que vive la mayor parte de los veracruzanos.

Por este tipo de situaciones ha sido llamado "alcalde junior". Su padre, quien concluyó su cargo como gobernador en 2018, ha sido señalado por la población del estado como uno de los mandatarios más corruptos.

En la encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental, que realizó el Instituto Nacional de Geografía e Historia en 2017, 95% de la población dijo percibir que los actos de corrupción en su entidad fueron muy frecuentes.