La pandemia de nuevo coronavirus que golpea con toda su fuerza a EU sumó otra víctima, Tyson Foods, la empresa anunció el cierre de sus instalaciones en Waterloo, Iowa la cual es su principal planta de carne de puerco en EU debido a un brote de COVID-19 en sus empleados

Tyson Foods suspendió sus operaciones en una planta de Iowa que es crucial para el suministro de carne de cerdo de Estados Unidos, pero que parece haber provocado un enorme brote de coronavirus en la comunidad.

La empresa dijo que el cierre por tiempo indefinido de la planta en Waterloo, Iowa, privaría de un importante mercado a los criadores de cerdo y alteraría aun más el suministro de carne en el país. En días recientes, Tyson había mantenido abierta la instalación, su planta más grande de procesamiento de puerco, pese a las objeciones de las autoridades locales.

La planta puede procesar 19,500 cerdos al día, lo que representa casi el 4% de la capacidad de procesamiento de puerco de Estados Unidos, según la Junta Nacional de Alimentos Porcinos.

Más de 180 infecciones se han vinculado a la planta y las autoridades anticipan que la cifra aumente drásticamente. La compañía dijo que comenzará a hacer pruebas masivas a sus 2,800 trabajadores a partir del viernes.

Además de los enfermos, cientos de empleados permanecen en casa por temor a contagiarse del virus, por lo que la planta había estado operando a una capacidad reducida.

Los empleadores tuvieron problemas para contener el virus en plantas de empaque de productos cárnicos, donde los trabajadores están juntos en las líneas de producción o comparten vestidores, cafeterías y transporte al trabajo. Aunque las plantas han implementado medidas de seguridad, los expertos en salud pública dicen que el distanciamiento social es prácticamente imposible en este tipo de instalaciones.

Un miembro de la carga de la Guardia Nacional pasa alimentos del Banco de Alimentos del Norte de Texas en un centro de distribución en la Iglesia Bautista Misionera de la Nueva Amistad en Dallas, Texas. Foto: EFE

* Abastecimiento de comida en Estados Unidos, en peligro por el coronavirus

 

La cadena del suministro de comida, y especialmente el de carne en EU, está mostrando signos de debilidad con el cierre de plantas procesadoras, como la de la empresa cárnica JBS en Greeley (Colorado), donde un trabajador hispano de 78 años perdió la vida por el coronavirus.

La Consumer Brands Association (CBA), el grupo que aglutina a las compañías alimenticias de EU, hizo sonar las alarmas y pidió al Gobierno que actúe para asegurarse de que los trabajadores estén protegidos y puedan seguir abasteciendo los supermercados del país.

"EU no se está quedando sin productos. Pero las estanterías vacías revelan que la cadena de suministro está bajo presión y el Gobierno y la industria deben resolverlo juntos", aseveró en Twitter el grupo, que representa entre otros a gigantes como Nestlé o Campbell Soup.

Por su parte, sindicatos y organizaciones defensoras de migrantes denunciaron que empresas procesadoras de carne, como JBS USA (subsidiaria de la compañía del mismo nombre en Brasil) están poniendo en peligro la vida de los trabajadores porque están hacinados y carecen de mascarillas o guantes.

Un miembro de la Guardia Nacional de Texas usa una máscara y un escudo mientras ayuda a distribuir alimentos en el Banco de Alimentos del Valle del Río Grande en Pharr, Texas. Foto: AP/The Monitor

LA MUERTE DE TRABAJADORES DE PLANTAS DE CARNE 

 

De hecho, el virus se cobró la vida la semana pasada de Saúl Sánchez, de 78 años y que durante tres décadas trabajó en la planta de JBS en Greeley (Colorado), denunció te martes su hija Beatriz Rangel en una conferencia de prensa.

"Vamos a enterrar a mi padre mañana, ha sido muy duro", manifestó Rangel, que acusó a JBS de no "haber hecho nada" para proteger a su padre, que por su edad era población de riesgo.

Rangel denunció que los trabajadores no tenían equipos para protegerse y aseguró que, una vez que su padre dio positivo por coronavirus, avisó a JBS para alertarles y que pudieran tomar medidas para ayudar al resto de trabajadores, pero no obtuvo ningún tipo de respuesta.

En total, el virus ha matado a tres personas que trabajaban para JBS o para Tyson Foods, uno de los principales productores de carne de EU, de acuerdo a datos difundidos por la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (Lulac), un grupo defensor de los migrantes.

Un miembro de la Guardia Nacional de Texas usa una máscara mientras ayuda a distribuir alimentos en el Banco de Alimentos del Valle del Río Grande en Pharr, Texas. Foto: AP/The Monitor

LOS CIERRES EN LA INDUSTRIA CÁRNICA AFECTAN A LA ECONOMÍA LOCAL 

 

JBS no ha hecho ningún comentario sobre la muerte de Sánchez, pero este lunes anunció que había decidido clausurar hasta el 24 de abril su planta en Greeley debido a que, el condado de Weld, donde está ubicada, ya registra 740 contagios por coronavirus.

"Nuestra planta de vacuno en Greeley es de crítica importancia para la cadena de suministro de comida de EU y para los productores locales, pero el contagio del coronavirus en el condado de Weld exige que tomemos acciones decisivas", dijo en un comunicado el consejero delegado de JBS USA, André Nogueira.

Weld depende económicamente de la planta de JBS, ya que emplea directamente a 6,000 personas, el 2% de la población total del condado, y además genera un gran número de puestos de trabajo de manera indirecta.

Ejemplo de ello son los ganaderos, que ahora no tendrán ningún lugar adonde enviar a sus animales para que sean sacrificados.

EL SUMINISTRO DE CARNE AL "LÍMITE" 

 

En total, al menos 12 compañías cárnicas anunciaron el cierre de algunas de sus instalaciones en Estados Unidos.

Uno de los más sonados fueel de la planta procesadora de Smithfield en Sioux Falls (Dakota del Sur), responsable del 5 % del cerdo que se consume en todo el país y donde 300 de sus 3,700 empleados dieron positivo por coronavirus.

En un comunicado, el consejero delegado de Smithfield, Kenneth Sullivan, aseguró  que el cierre de la planta de Sioux Falls y la clausura de otras instalaciones cárnicas está colocando a EU "peligrosamente cerca del límite en términos de suministro de carne", lo que podría desembocar en estanterías vacías en los supermercados.

"Es imposible mantener nuestras tiendas abastecidas si nuestras plantas no están funcionado", avisó Sullivan.

La interrupción del suministro de carne podría tener un gran impacto en la vida de EU, uno de los países del mundo donde más carne se consume.

De media, los estadounidenses ingieren al año unos 120 kilos de carne, por encima de España (118 kilos al año) o Uruguay (98 al año), según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

AP

The Associated Press o AP es una agencia de noticias de Estados Unidos fundada en 1846. Es una cooperativa propiedad de sus periódicos, y estaciones de radio y televisión contribuyentes en los Estados Unidos, que tanto aportan historias como utilizan el material escrito por la misma.