Foto: Vanguardia/ Archivo
Tres empresas dedicadas a las extracción de material pétreo del río San Rodrigo, en el norte de Coahuila, están ubicadas y se les ha iniciado un proceso administrativo para sancionarlas por realizar labores sin permisos federales

Tres empresas dedicadas a las extracción de material pétreo del río San Rodrigo, en el norte de Coahuila, están ubicadas y se les ha iniciado un proceso administrativo para sancionarlas por realizar labores sin permisos federales, dio a conocer el delegado de la Secretaría del Medio Ambiente Federal (Semarnat), Raúl Tamez Robledo.

En tanto en el río Sabinas, otro afluente dañado, pero localizado en la Región Carbonífera, se han iniciado pláticas con los municipios para que particulares dejen de verter aguas negras al cauce.

El río San Rodrigo y el río Sabinas están seriamente dañados, el primero por la extracción de material para construcción y el segundo porque particulares descargan ahí el drenaje ante la ausencia de un red y una planta tratadora.

En lo que respecta al río San Rodrigo, Raúl Tamez Robledo, dio a conocer que están listos procedimientos para sancionar a empresas que extraen material pétreo sin permiso.

“En el río San Rodrigo se llevan a cabo acciones de Profepa y una reforestación en la vega del río. A la par hay procedimientos abiertos contra empresas que no cuentan con permisos para la explotación de material pétreo en esta región”, dijo Tamez Robledo.

Actualmente sólo dos empresas, que venden material de construcción, cuentan con los permisos para extraer material del río San Rodrigo, pero a raíz de los daños también se les está realizando una supervisión.

Los compromisos que se pactan con las empresas que extraen material es que se rehabilite el área de donde se saca el material pétreo, debido a que por muchos años, explicó el delegado federal, hay afectaciones a la vega del río.