Foto: Tomada de Internet
Desde la Estación Espacial Intenacional, Shane Kimbrough tuvo unos segundos de "juego solo" que dieron la vuelta al mundo en la redes.


El Super Bowl 2017 del domingo fue el evento deportivo más mediático del planeta. Pero la Tierra no fue el límite. Los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS, en sus siglas en inglés) se anticiparon al partido del domingo con una "lanzamiento" especial.

Con las camisetas de los Atlanta Falcons y de los New England Patriots, Peggy Whitson y Shane Kimbrough se pasaron la pelota a lo largo y ancho de la estación que orbita la Tierra en el espacio, con gravedad cero. Y Kimbrough se llevó los laureles con un pase sólo.

El video fue publicado por la NASA en Instagram antes del partido y llegó a las 500 mil reproducciones en menos de 4 horas.

"No olviden que la ISS orbita la Tierra a 17.500 millas por hora (más de 28 mil km/h)", se lee en el texto que acompañan las imágenes. "Eso quiere decir que nuestra pelota está viajando a unos increíbles 80.046 metros por segundo."

El video pregunta a los viewers "¿Este es un nuevo récrod mundial?". Sí, es el el pase más largo de la historia, con una distancia de más de 500 mil metros "viajados", y dio comienzo al countdown de la 51° final de la máxima competencia de fútbol americano.

El juego fue en Houston y los New England Patriots vencieron a los Falcons por 34-28.