Archivo
El filme dirigido por Peter Farrelly se estrena este viernes en todo México, y cuenta la historia real de la amistad entre Tony Lip y Don Shirley en la época de represión contra los afroamericanos

Hace unos años el periodista Lawrence Ross se embarcó en un viaje por carretera por todos los Estados Unidos, la aventura comenzó siguiendo el “The Negro Motorist Green Book”, un pequeño folleto de 15 páginas con un listado de locales en el área metropolitana de Nueva York en el que la población negra era bienvenida: bares, restaurantes, hoteles, sitios de espectáculos; creado por Victor Hugo Green, un empleado postal afroamericano.

Lawrence relató que descubrió que en aquel entonces la idea fue del agrado de la comunidad negra de Norteamérica, así que durante los años cuarenta y cincuenta Victor empezó a ampliar la zona de acción a todo el país. Primero añadía lugares con ayuda de otros compañeros negros de correos, después con la ayuda de los propios viajeros o los dueños de esos locales que querían anunciarse.

“Llegará el día, en un futuro cercano, en el que esta guía dejará de publicarse. Será cuando nosotros, como raza, tengamos igualdad de oportunidades y privilegios en Estados Unidos. Será un gran día para nosotros suspender esta publicación porque entonces podremos ir donde nos apetezca, sin vergüenza. Pero hasta que llegue ese momento, seguiremos publicando esta información para su conveniencia cada año, era una de las frases que el autor destacaba en este folleto que hasta 1966 dejó de ser publicado, dos años después de  la aprobación del Acta de Derechos Civiles.

La investigación periodística de esta historia inspiró la cinta “Green Book”, la cual llega este fin de semana a todos los cines de México. Dirigida por Peter Farrelly y protagonizada por dos grandes de Hollywood como Viggo Mortensen y Mahersala Ali, el filme cuenta la historia real de la amistad entre Tony Lip y Don Shirley en la época de la represión contra los afroamericanos en Estados Unidos. Una amistad que cuenta ya con cinco nominaciones al Oscar, entre ellas a Mejor Película, Mejor Actor y Mejor Actor de Reparto.

INTOLERANCIA Y HUMANISMO

Basada en una historia real, los personajes en cuestión eran el extraordinario pianista Dr. Don Shirley, un artista de color considerado uno de los mejores de la época y Frank Anthony Vallelonga -alias Tony Lip- un portero de clubes nocturnos que fue contratado como chofer para que acompañara al músico en una extenso recorrido por el país.

De dicha situación surgió una amistad entrañable que el filme retrata con gracia, aunque el tono de comedia no deja escapar el violento racismo que rodeaba por esos tiempos en la nación norteamericana. Con un presupuesto de 23 millones de dólares, la película que retrata los extremos de la intolerancia y el humanismo, ha recaudado más de 81 millones de dólares a nivel mundial. De acuerdo con el portal especializado Rotten Tomatoes, “Green Book” tiene un 83 por ciento de aceptación por parte de la crítica cinematográfica, es decir un 7.3 de 10 en calificación. Por parte del público el filme recibió un 94 por ciento de expectativa, un 4.4 de 5, nada mal. “’Green Book’ lleva al público a un viaje sorprendentemente suave a través de un tema potencialmente accidentado, impulsado por el toque hábil de Peter Farrelly y un par de pistas bien emparejadas”, se leen en el mismo sitio web.

SIEMPRE HAY POLÉMICA

Cuando “Green Book” logró sus cinco nominaciones al Oscar, muchos fueron los comentarios que la acusaban de “mala” pero de “políticamente correcta” para la época; y es que Hollywood no siempre ha abogado por la inclusión, hay ejemplos vergonzosos desde los comienzos de la historia del cine.

Especial

En 1915 el director David Wark Griffith presentó “El nacimiento de una nación”, en la que se glorifica al Ku Klux Klan y se muestra a los personajes negros como unos seres torpes encarnados por actores blancos con las caras pintadas. Pero este filme pasó a la historia, sobre todo, porque sentó las bases narrativas del cine. Por supuesto, en aquel entonces le llovieron tanto elogios como críticas a Griffith, quien después filmó “Intolerancia” en 1916, centrada en cuatro dramas de injusticia, quizá para lavar su conciencia y estar en paz.

En la orilla opuesta figura una propuesta reflexiva y aleccionadora como “Adivina quién Viene a Cenar” de 1967. En este drama, la hija de un matrimonio blanco de San Francisco llega a casa en compañía de un médico afroamericano y anuncia que se casará con él. Pese a que sus padres juran ser liberales, ellos pronostican obsesivamente que este enlace fracasará. El filme cuenta con la participación de Sidney Poitier, quien en 1964 se convirtió en el primer intérprete negro en recibir un Oscar a Mejor Actor por la cinta “Los Lirios del Valle”.

A SABER:

> El verdadero viaje de este par inició en Manhattan, en el Carnegie Hall, y siguió por Pittsburgh, Ohio, Hanover (Indiana), Kentucky, Raleigh (Carolina del Norte), Georgia, Memphis, Little Rock (Arkansas), Baton Rouge (Luisiana), Tupelo (donde nació Elvis), Jackson (Mississippi) y acabó en Birmingham (Alabama).

> Precisamente en Alabama se encontró aún un lugar del “Green Book”, el Green Acres Café, propiedad de la misma familia desde hace 60 años, líderes de la lucha por los derechos civiles de su comunidad “y famosos por sus alitas de pollo frito, sándwiches de cerdo y tomates verdes fritos”.