Foto: Especial
La cinta que ganó como mejor filme extranjero se estrena hoy en la ciudad, luego de conquistar el Fénix, el Goya y el Independent Spirit. Su director Sebastián Lelio y su protagonista Daniela Vega se preguntan ¿qué es una mujer?

Marina es una joven transexual que vive en Santiago, Chile, y trabaja como cantante y camarera. Su drama comienza cuando su pareja muere repentinamente. El mundo de esta chica, a quien le da vida la actriz transexual Daniela Vega, da un sorprendente giro cuando aparece la primera esposa e hijos del fallecido. 

Una Mujer Fantástica” llega a los cines de Saltillo luego de haber ganado premio tras premio: el Fénix, el Goya, el Independent Spirit y el Oscar. 

“El arte salvó mi vida”, asegura Daniela Vega, quien en la piel de Marina vive el rechazo y la verdadera cara de la familia de su esposo, ahora muerto, Orlando. “Esto da lugar a unas secuencias realmente duras”, dicta la revista GQ, por ello la actriz confesó al medio que “es el trabajo más difícil que he hecho en mi carrera”.

Por su parte, el director Sebastián Lelio realizó la cinta partiendo de la pregunta: “¿Qué pasa si la persona que tú amas se muere en esos brazos, y esos brazos resultan ser el peor sitio para que tu pareja muera porque por alguna otra razón tú eres la indeseada? Precisamente fue así como llegó a la mujer transexual.

“Al decidir la transexualidad de la protagonista, yo, que vivía en Berlín, investigué en Chile cómo sería su día a día. Dos personas distintas nos dijeron de Daniela, literalmente, que era fantástica. Tras la primera charla, yo salí transformado. Me voló la cabeza. Supe que no haría el filme sin una actriz transexual, y que Daniela sería nuestra asesora. Nos hicimos amigos por Skype. Poco a poco su presencia fue calando el guion. A mitad de la escritura sentí el segundo clac: Daniela era Marina”, confesó Lelio al medio español El País.

Sobre la crítica

El sitio de crítica por excelencia (Rotten Tomatoes) le ha dado nada más y nada menos que un 94 por ciento. Irónicamente la califican de “fantástica”, y en medios como el Boston Globe apuntan que “es una película desgarradora, silenciosamente furiosa”. Además, se dice que este es para Daniela Vega “el gran papel de su carrera”, aunque se espera que más bien ésta despunte y regale a los cinéfilos más actuaciones como la de “Una Mujer Fantástica”.

Según la biografía de Daniela Vega, quien recientemente se convirtió gracias a Kate Moss en la embajadora del Museo de la Moda de Santiago, sufrió en primaria y secundaria por su feminidad. A los 15 años se identificó como mujer transgénero ante su familia, que la apoyó de inmediato. Ahora, Daniela es la primera mujer transgénero en ser presentadora de los Premios Oscar, mientras que “Una Mujer Fantástica” se ha convertido en la primera película chilena en ganar el Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa. 

Además, la actriz de 28 años tiene en su haber seis premios a Mejor Actriz gracias a esta cinta: Premios Caleuche, Festival Internacional de Cine Palm Springs, Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, Premio Iberoamericano de Cine Fénix, Festival de Cine de Lima y Encuentro de Cine Sudamericano de Marsella. Y por si fuera poco, está nominada a los Premios Platino que se celebran este domingo y donde “Una Mujer Fantástica” es la cinta con más menciones.

Aclamada en la Berlinale

Lelio ya había conquistado al público y la prensa del Festival Internacional de Berlín con su cinta “Gloria”. Esa gloria la volvió a vivir con “Una Mujer Fantástica”, maravilló a todos y en rueda de prensa explicó que el objetivo del filme es poner en escena el “renacimiento de la protagonista”, y que por eso la transexualidad “es en realidad un elemento secundario”. Aunque es una obviedad que la cinta defiende los derechos y las libertades de la comunidad trans. 

 En ese sentido, la BBC asegura que una de las tres claves de éxito de “Una Mujer Fantástica” es precisamente la visibilización de la diversidad de Marina ( y a la vez de Daniela Vega). Así, la cinta toma la transexualidad con sutileza. Y aunque Lelio declaró que “nunca quise hacer una película de propaganda, sino de amor y pérdida”, dentro de todos los premios que se ha ganado está el Teddy Award, otorgado a filmes con temática LGBT.

EL DATO

> Marina es una mujer transexual y para la familia de Orlando (su esposo) su identidad es una completa aberración. Marina deberá luchar por el derecho a ser quien es. Tendrá que enfrentarse contra las mismas fuerzas que ha luchado toda su vida para convertirse en lo que es ahora: una mujer.