Una comisión de la Coalición por la Educación se comprometió a mantener la paz en el Pleno, aunque no se dictamine hoy la iniciativa de reforma a la Ley del Servicio Médico

Con la condición de mantener el orden y no interrumpir la sesión, la Junta de Gobierno del Congreso del Estado permitió el acceso al Pleno de una comisión de maestros jubilados de la Coalición de Trabajadores por la Educación de Coahuila, mismos que hace una semana “reventaron” las actividades del Legislativo.

Los miembros de la coalición buscan que se dictamine su iniciativa de reforma a la Ley del Servicio Médico, para “que se ponga fin a tanto atropello e injusticia y siente las bases para asegurar una ordenada, eficiente y transparente administración que evite el desvío y el dispendio de recursos que tanto daño le ha causado a la institución”, según lo expuesto a la opinión pública a través de comunicados.

El pasado martes, 25 de septiembre, aproximadamente 200 docentes jubilados y pensionados tomaron la Tribuna del Congreso, por lo que los diputados decidieron suspender la sesión. Lo anterior, en señal de protesta, pues los legisladores habrían incumplido su compromiso de dictaminar ese día la propuesta de modificación a la ley.

“De ser necesario nos vamos a quedar aquí a dormir y que le quede bien claro a los diputados que sin dictamen no nos vamos”, expuso en su momento Roxana Cuevas, una de la maestras que encabezaron el movimiento.

Sin embargo, horas más tarde, los 14 integrantes de la coalición que se mantenían plantados en el Pleno del Congreso fueron desalojados, aproximadamente a las 00:30 horas del miércoles, por elementos de Seguridad Pública y Fuerza Coahuila.

Para la sesión de hoy, la comisión de maestros jubilados se comprometió a ingresar al recinto de forma pacífica y respetar el orden del día, pese a que los diputados insistieron –como hace una semana– que tienen hasta el 10 de octubre para tomar la decisión.