Foto: Especial
A más de tres años de la tragedia del Colegio Rébsamen, ningún funcionario de la alcaldía Tlalpan ha rendido cuentas por las irregularidades que provocaron el colapso

Padres de menores que fallecieron hace tres años en el Colegio Rébsamen consideran “deleznable” la propaganda a favor de la diputada de Morena, Gabriela Osorio, que fue pintada en las bardas de la escuela.

Denuncian que también se violaron los sellos de resguardo. “La fiscalía tiene que pronunciarse y dar con los responsables. Hay cámaras y en su momento deberán poner nuevamente los sellos y todo lo que corresponde (…) Es un delito porque quitaron sellos que puso la autoridad. Tal parece que la diputada no conoce Tlalpan, que no conoce la tragedia y peor aún, que no tiene control de su gente”, aseguró Alejandro Jurado, papá de Paola, una de las 19 menores que murieron en el Colegio Rébsamen en el sismo del 19 de septiembre. 

“Es un inmueble que todavía está en investigación por lo que ocurrió ahí (…) Esto me sigue haciendo daño, no es algo insignificante. ay una falta de empatía absoluta. No sé si reír o llorar porque no es posible que hagan este tipo de cosas. No sé si es una incitación o qué, no entiendo cuál es el afán de faltarnos al respeto”, asegura Óscar Vargas, papá de Raúl Alexis.

Gabriela Osorio, diputada de Tlalpan, aseguró en Twitter que desconocía la situación. Escribió: “Repruebo totalmente la pinta. No es una barda que yo haya mandado pintar. Vamos a buscar a las personas para que se borre eso de inmediato”.

Padres de los menores cuestionan la seguridad del inmueble. Dicen que es increíble que cuando ellos van siempre llegan patrullas y hoy “casualmente” nadie reportó nada.  “Tanto para poner ofrendas, misas o cualquier evento que hagamos frente al colegio, tenemos que pedir permiso a las autoridades. Nosotros somos respetuosos y se ve que esto lo hicieron con dolo”, agrega Alejandro Jurado.

“Desde el primer aniversario, siempre, siempre, nos dirigimos a las autoridades, todo lo hacemos por la vía que debe ser y no se vale que hayan hecho esto. Es una falta de respeto absoluta, aún no sé cómo llamarlo”.

Por la noche, la diputada Gabriela Osorio publicó en Twitter una fotografía de la barda y señaló: “Me informan que ya ha sido borrada. Quienes me conocen saben que no es mi forma de actuar y, sobre todo, con un tema tan delicado”.

A más de tres años de la tragedia del Colegio Rébsamen, ningún funcionario de la alcaldía Tlalpan ha rendido cuentas por las irregularidades que provocaron el colapso de uno de los edificios.