El complejo que sustituye a éste aportará, una vez que entre en operación, 85 mil barriles diarios de gasolinas y 50 mil barriles de diesel. Foto:Especial
La próxima semana será presentado el plan de ejecución de la primera fase

HOUSTON, TX.- El gobierno federal apostará por construir en fases dos refinerías de menor tamaño en lugar de una, la originalmente prevista.

En una primera fase, de acuerdo con el Plan de Ejecución que será presentado la próxima semana, se trabajará en licitar y construir un tren de refinación de 170 mil barriles diarios de capacidad de procesamiento, la mitad del proyecto original, cuya construcción iniciará el 2 de junio.

El proyecto original estaba pensado con capacidad de procesamiento de 340 mil barriles de petróleo crudo por día -aceite pesado-, con tecnología de punta y capacidad de alta conversión para procesar crudo Maya.

El complejo que sustituye a éste aportará, una vez que entre en operación, 85 mil barriles diarios de gasolinas y 50 mil barriles de diesel.

La segunda refinería dependerá de tiempos y el financiamiento disponible, por lo que no hay claridad sobre si se llevará en esta administración.

Fuentes del sector que asisten a la Offshore Technology Conference que se celebra en Houston, Texas, aclararon que Petróleos Mexicanos (Pemex) no va a construir el complejo de Dos Bocas, Tabasco, pues será el administrador dirigido por la Secretaría de Energía, pero licitará con empresas contratistas la construcción.

Los trabajos tendrán que realizarse en 42 meses, aunque el periodo se irá ajustando conforme los avances.

Es decir, tentativamente, la nueva refinería puede arrancar en 2022.

El costo de proyecto será de 8 mil millones de dólares, para ajustarse a los compromisos del presidente López Obrador.

Por lo pronto, este año el nuevo complejo dispondrá de 50 mil millones de pesos, dijo el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza.

Para lograr ahorros en el monto de inversión previsto, Pemex comprará todos los equipos para obtener ahorros de entre 18% y 22%.

Es el ahorro que se obtiene porque las empresas que inicialmente participaron para construir la refinería (el consorcio Bechtel-Techint, consorcio WorleyParsons-Jacobs Engineering Group, la francesa Technip y KBR), habrían pretendido “condicionar su participación a renegociar costos y utilidades por la compra de equipos, obteniendo un porcentaje similar”.

Además, las obras de infraestructura de acceso y salida de la refinería de Dos Bocas, Tabasco -carreteras, vías férreas y la modernización de la terminal portuaria-, serán ejecutadas con presupuesto de la SCT.