Vanessa Guillén, una soldado mexico-americana que estuvo desaparecida dede el 22 abril y que su cuerpo fue descubierto hace 2 días, fue asesinada por un compañero en la base militar Fort Hood, en Texas.

Vanessa Guillén, la soldado desaparecida el 22 abril, fue golpeada hasta la muerte con un martillo en la armería donde trabajaba en la base militar Fort Hood, en Texas, según señaló la abogada de la familia a la cadena CNN.

El cuerpo de la joven de 20 años fue extraído de la instalación militar por su asesino, dijo al medio la abogada Natalie Khawam, quien citó información provista a la familia la noche del miércoles por los investigadores del Ejercito encargados del caso.

Khawam señaló que Guillén planeaba interponer una queja por acoso contra el especialista Aaron David Robinson un día después de que fuera asesinada, y sospechan que el joven militar y desde 2017 miembro del cuartel Fort Hood la mató en un arrebato luego de que ella le dijera sus intenciones.

Robinson y una mujer, la exesposa de un soldado de la base que no ha sido identificada, han sido señalados como sospechosos en el caso. 

Cuando el miércoles la Policía fue a interrogar a Robinson, quien un día antes se había escapado del cuartel ubicado en el Condado de Killeen, éste se quitó la vida de un disparo, según las autoridades.

En una rueda de prensa ofrecida este jueves, Damon Phelps, agente especial del Comando de Investigación Criminal de las Fuerzas Armadas (CID, en inglés), señaló que tras más de 300 entrevistas no hay "información creíble" de que la soldado haya sido "agredida sexualmente".

Agregó que no hay reportes oficiales en torno a abusos contra la soldado cometidos por Robinson, pero siguen investigando en esa línea.

El comandante mayor, el general Scott Efflandt, señaló que los alegatos por acoso son "investigados por completo" y "tomados en cuenta muy seriamente", pero que por ahora la investigación criminal "no ha encontrado relación" entre la desaparición y dichas acusaciones.

El miércoles fueron hallados restos cerca al río León, en el Condado de Bell, a unas 20 millas al este de la base Fort Hood, y muy cerca de donde también se encontraron un día antes restos humanos, sin que hasta el momento hayan sido identificados por las autoridades.

La familia de la joven pidió el miércoles en Washington una investigación del Congreso en este caso.

 

Salen a luz escabrosos detalles del asesinato de la soldado Vanessa Guillén

Documentos judiciales revelan nuevos detalles de la muerte de la soldado Vanessa Guillén, asesinada a martillazos en abril pasado en la base de Fort Hood (Texas) por un compañero, que la sacó del recinto militar en una caja y la descuartizó antes de enterrarla, según una testigo.

Se trata de Cecily Ann Aguilar, pareja del presunto asesino, Aaron Robinson, de 20 años y que se suicidó cuando la policía se disponía esta semana a interrogarle después de que apareciesen restos humanos, previsiblemente de Guillén.

Ese día, el pasado 30 de junio, la policía interrogó a su pareja, quien reconoció que Robinson le dijo el mismo día en el que Guillén fue vista por última vez, el 22 de abril, que había golpeado a la mujer "con un martillo varias veces" y que la joven "nunca logró salir de la base con vida".

Dos testigos, entrevistados por los investigadores el 18 de mayo, dijeron que vieron a Robinson saliendo de la base llevando una gran "caja resistente" con ruedas y que parecía pesada.

Según el testimonio de su novia, Robinson fue a buscarla y juntos fueron a un sitio cerca del río León, donde el soldado abrió la caja y Aguilar vio en su interior a una mujer muerta, a la que posteriormente identificó como Guillén.

"Para disponer y ocultar más fácilmente el cuerpo de la mujer muerta, Robinson y Aguilar procedieron a desmembrar el cuerpo de la muerta. Usaron un hacha o un hacha pequeña y un cuchillo del tipo machete. Separaron las extremidades y la cabeza del cuerpo", se lee en el documento judicial en el que se resume la confesión de Aguilar, de 22 años y exesposa de un exsoldado de Fort Hood

Posteriormente intentaron quemar el cuerpo, pero no lo consiguieron por completo, por lo que procedieron a enterrarla en tres agujeros hechos en la tierra y los cubrieron.

El análisis del uso del teléfono de Robinson fue lo que llevó a los investigadores a situarle como sospechoso, al recibir uno de los últimos mensajes de texto que Vanessa envió desde su celular esa noche del 22 de abril y estar aquella noche también en la base.

Y esa misma información de su celular señala que la pareja regresó al lugar donde habrían enterrado a la joven soldado para intentar quemarla de nuevo y enterrarla en el mismo lugar, pero utilizando ahora hormigón, dijo la detenida, quien ha sido acusada de un cargo de conspiración para manipular pruebas.

Aguilar, apuntan los documentos de la corte, colaboró con la policía para encontrar a Robinson el día en el que fueron hallados los restos que se presuponen pertenecen a Guillén, pero cuando el soldado fue interceptado por los agentes blandió una pistola y se disparó en la cabeza, matándose.

Estos documentos salieron a la luz después de que responsables de Fort Hood asegurasen este viernes de que no hay pruebas que vinculen las denuncias de acoso sexual realizadas por Guillén a sus allegados con la desaparición de la soldado.

El responsable de Fort Hood, el general Scott Efflandt, dijo que la investigación criminal que inició al día siguiente de la desaparición de Guillen aún continúa y siguen a la espera de los resultados de DNA para confirmar que los restos hallados a unas 20 millas al este de la base militar corresponden a Guillén.

Efflandt dijo que las denuncias de acoso están siendo "investigados por completo" y "tomados en cuenta muy seriamente", la investigación "no ha encontrado relación" entre ellas.

La familia de la joven de 20 años exigió esta semana una investigación del Congreso durante una rueda de prensa frente al memorial de la Marina en Washington y su abogada, Natalie Khawam, pidió una ley que proteja a los soldados de las fuerzas militares del acoso y la agresión sexual. 

 

Base Fort Hood no encuentra vinculación entre acoso y desaparición de soldado

La base de Fort Hood (Texas) aseguró este jueves que no hay pruebas que vinculen las denuncias de acoso sexual con la desaparición de la soldado Vanessa Guillén, en un caso que se complicó todavía más con el hallazgo de nuevos restos en el lugar donde apareció el presumible cuerpo de la joven latina.

En rueda de prensa, el comandante mayor, el general Scott Efflandt, señaló que los alegatos por acoso son "investigados por completo" y "tomados en cuenta muy seriamente", pero que por ahora la investigación criminal "no ha encontrado relación" entre la desaparición y dichas acusaciones.

Vista por última vez el 22 de abril en un estacionamiento de la base, ubicada en el Condado de Killeen, Vanessa Guillén, de 20 años, había confesado a familiares y amigos que había sido acosada por superiores en la base.

Damon Phelps, agente especial del Comando de Investigación Criminal de las Fuerzas Armadas (CID, en inglés), señaló que no hay "información creíble" de que la soldado haya sido "agredida sexualmente", no obstante y aunque no hay "reportes oficiales" siguen investigando en esa línea. 

Efflandt aseguró que desde que iniciaron las pesquisas, al día siguiente de la desaparición de la joven, han hecho y seguirán haciendo "todo lo posible" por traer a la soldado "de regreso a casa y llevar ante la justicia a los responsables", en especial tras el hallazgo el martes y miércoles de restos humanos cerca al río León, en el tejano Condado de Bell. 

"Las autoridades permanecen en el área y en cuanto se tengan los resultados de DNA de los investigadores médicos lo compartiremos", informó el comandante.

Phelps dio a conocer la identidad de un sospechoso en este caso y que el miércoles se quitó la vida con una pistola cuando la Policía pretendía tomar sus declaraciones. 

Se trata del especialista Aaron David Robinson, de 20 años, perteneciente al cuartel de Fort Hood y que se había escapado de la base el martes. 

Robinson y una mujer, la exesposa de un soldado de la base que no ha sido identificada, habían sido señalados como sospechosos en el caso. Ella se encuentra detenida en una cárcel del Condado de Bell a la espera de que se le imputen cargos.

El agente especial negó que Robinson, quien ingresó al cuartel en octubre de 2017, fuera superior de Guillén y que "no hay confirmación" de que el sospechoso haya acosado a la joven. 

Fort Hood dio a conocer por medio de un comunicado que la soldado Vanessa Guillén fue promovida a especialista por su tiempo de servicio.

El miércoles fueron hallados otros restos cerca al río León, en el Condado de Bell, a unas 20 millas al este de la base Fort Hood, y donde también se encontraron un día antes restos humanos, sin que hasta el momento hayan sido identificados por las autoridades.

Según informó a Efe T.J. Cruz, del Departamento del Alguacil del Condado de Bell, los segundos restos se hallaron en una zona "boscosa" y a unos seis pies de los restos encontrados el martes, y también fueron enviados al Instituto de Ciencias Forenses en Dallas.

Cruz dijo que el hallazgo del martes, que fue posible tras el aviso de un hombre que trabajaba en la zona y percibió un olor fuerte, llevó a las autoridades a volver al día siguiente a la zona para estar seguros que habían "cubierto todas las áreas". 

La familia de la joven pidió el miércoles en Washington una investigación del Congreso y criticaron el accionar de las autoridades de la base militar para esclarecer la desaparición de la soldado.

"Mi hermana no merecía sufrir. No pierdo la esperanza en Dios. Dios tiene la última palabra. Mi hermana merece justicia. Fort Hood 'El Gran Lugar', no ha hecho nada", expresó indignada Lupe Guillen, hermana de la soldado, en la rueda de prensa. 

La abogada de la familia, Natalie Khawam, abogó por una propuesta de ley que proteja a los soldados de las fuerzas militares del acoso y la agresión sexual. 

"Hemos perdido una vida, una hermosa soldado joven", se lamentó la abogada. 

En Vanguardia estamos comprometidos con brindarte todos los días Información con Valor y por lo mismo nos encantará que nos siguieras en nuestras redes sociales e interactúes con nosotros y nuestra comunidad en Facebook, así­ como recibir las noticias al instante en nuestra cuenta de Twitter, así como darte de alta en nuestro premiado newsletter de información para despertar tu mente Jugo Naranja y nuestro newsletter local de VANGUARDIAMX, suscribirte a nuestro canal de Youtube y no dejes de ver nuestra propuesta de hermosas fotos y stories en nuestro canal de Instagram.

EFE

Agencia de noticias internacional fundada en Burgos el 3 de enero de 1939. El entonces ministro del Interior, Ramón Serrano Suñer, impulsó la creación de la agencia, en la que participaron activamente: José Antonio Jiménez Arnau, Manuel Aznar Zubigaray y Vicente Gállego.