Foto: Especial
Antonia Pinho, de 61 años se dedicaba a ayudar a drogadictos y ancianos y era muy conocida en la ciudad

Antonia Pinho, religiosa de la Congregación de los Siervos de María Ministra de Enfermos en Oporto, fue encontrada muerta en la localidad portuguesa de Sao Joao Madeira

Su muerte ha conmocionado a todo el país puesto que era una religiosa muy conocida por su ayuda a los demás y por ir en motocicleta por la ciudad de Sao Joao Madeira.

Foto: Especial

Poco a poco se van conociendo las causas de su muerte. Al parecer fue encontrada muerta dentro de la casa de un hombre, de 40 años, drogadicto y que había salido de prisión hace tres meses. 

La investigación apunta a que la religiosa se dispuso a ayudar al hombre y lo acompañó hasta su casa. Allí el asesino la invitó a entrar para posteriormente asesinarla y violarla.

El sospechoso dijo a las autoridades que fue la monja quien lo invitó a tener relaciones sexuales, pero tras el interrogatorio se desmoronó y confesó el crimen.