Foto: Cuartoscuro
Indició que tan sólo del 19 al 28 de marzo la Profeco atendió en los módulos del AICM a 538 pasajeros nacionales e internacionales

Ciudad de México. Las aerolíneas de bajo costo Volaris y Viva Aerobus son las que más incurrieron en la sobreventa de boletos durante el periodo vacacional de Semana Santa, aseguró la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). Héctor Villalpa, jefe de departamento de los módulos que se ubican en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) aseguró que el pasado 9 de marzo “se presentó la contingencia más relevante por sobreventa de vuelos de éstas aerolíneas afectando más de 4 mil pasajeros” en todo el país.

Indició que tan sólo del 19 al 28 de marzo la Profeco atendió en los módulos del AICM a 538 pasajeros nacionales e internacionales. “El monto reclamado supera el millón de 300 mil pesos, pero recuperamos dos millones 200 mil pesos lo cual significa más del 50 por ciento del monto reclamado, esto es debido a que se logró una conciliación inmediata con las aerolíneas para ubicar a los usuarios en el vuelo más próximo, además de que les otorgaran alimentos o en su caso hasta el hospedaje”.

Foto: Cuartoscuro

Por su parte, el titular de la Profeco, Ernesto Nemer dijo que la procuraduría instalo a nivel nacional 125 módulos de atención. “Hemos desplegado una fuerte estrategia para vigilar tanto aeropuertos como de las centrales camioneras, hoteles restaurantes, tortillerías y centro de atracción.

“Realmente ha habido una acción importante de la Profeco fundamentalmente en la conciliación de las deficiencias que se han presentado fundamentalmente por las aerlíneas: Violaris y Vivaerobús en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México donde ya con cerca de 5 mil pasajeros a quienes se les afectó por sobreventa de vuelos, demoras o cancelaciones. Logramos intervenir y ya escucharon los datos del restablecimiento del daño causado a los consumidores que tiene que ver con conseguirles ese mismo día a todos una alternativa para tomar vuelos, adicionalmente de los hoteles, alimentos y el pago de una compensación que marca la ley de 25 por ciento”.

Agregó que hoy en día la Profeco instaló 220 sellos de suspensión en diferentes establecimientos a nivel nacional. “Hemos brindado 5 mil asesorías e instalamos 125 módulos, el saldo repito no fue tan severo, el problema fue con las aerolínea”.