Foto: Especial
La actriz se mantuvo en su postura y además criticó a la Premio Nobel: 'Es muy triste que navegue con bandera blanca y en realidad sus intenciones sean más políticas y económicas que cualquier otra cosa'

Tras el escándalo que se armó tras la publicación en Instagram donde la actriz de Televisa Wendy González critica a quienes usan apps para verse mejor en sus fotos y como ejemplo puso a Rigoberta Menchú, la activista indígena le exigió una disculpa pública por esta acción, pero la regiomontana ya dio la cara y salió a defenderse de la controversia y lejos de mostrarse arrepentida, mantuvo su postura.

Foto: Especial

En entrevista con Reforma, Wendy habló de su publicación, que se convirtió en un problema que trascendió fronteras. Sobre esto expresó que no se va a disculpar, pues no lo considera una falta de respeto:
 
"Creo que esto se trata de un malentendido. No puedo disculparme porque no la he ofendido. Yo sería incapaz de molestarla ni ofenderla. Ese meme me lo mandaron y no considero que sea una ofensa. Es sólo un tecnicismo de todo lo que circula en los medios, como muchísimas cosas más a las que probablemente algunas personas no están acostumbradas", comentó a diario Reforma.

Además, la exactriz de 'Como dice el dicho' explicó que no hay por qué darle tanto peso a su publicación, y lo comparó con el trabajo que hacen los caricaturistas: "Los que hacen los cartones de los periódicos ya no tendrían trabajo, las cosas chuscas también morirían".

Foto: Especial

Y es que el meme de Wendy mostraba a la Premio Nobel de la Paz de un lado sin maquillaje, y del otro un comparativo con cosméticos y la piel suavizada, situación que provocó que sus propios fans la criticaran. Llegó a oídos de Rigoberta y a través de su Fundación, exigió una disculpa pública que no llegará.

Pero Wendy no se quedó con las ganas y se desahogó, incluso, en vez de calmar el asunto, aprovechó para dejar clara su postura y opinar del quehacer de Menchú: "Me desconciertan algunos de sus actos. Ella presume predicar la paz y defender a las mujeres indígenas en su país, Guatemala (…) Después viene a México a decirle a los padres de los estudiantes de Ayotzinapa que se queden calladitos", recordó la actriz.

Foto: Especial

Y finalizó que es muy triste que navegue con bandera blanca y en realidad sus intenciones sean más políticas y económicas que cualquier otra cosa.

Con información de Reforma y TVNotas