FOTO: INTERNET / El icónico árbol del Rockefeller Center ya llegó a Nueva York, y esta es la historia detrás del ícono navideño.
Este próximo 2 de diciembre, ‘La Gran Manzana’ recibirá oficialmente el espíritu navideño al encender el tradicional árbol del Rockefeller Center. Lo hemos visto en películas, comerciales y folletos de viaje, pero, ¿de dónde viene este ícono de la temporada?

No, no es mentira, una de las mejores épocas para conocer Nueva York, es en Navidad. La famosa quinta avenida se llena de luces en los aparadores, mientras que las canciones navideñas no dejan de sonar en los centros comerciales, hay pistas de hielo por doquier y Santa Claus te puede sorprender en cualquier esquina. Un símbolo de la Navidad en ‘La Gran Manzana’ es el árbol del Rockefeller Center, una tradición que inició en 1931, cuando Estados Unidos trataba de salir de la gran depresión económica, y los obreros que trabajaban en la construcción del complejo trajeron un árbol al sitio y lo decoraron con objetos de sus hogares.

Sin duda, el gesto se convirtió en un símbolo de solidaridad y gratitud, valores que afloran en esta temporada. Al año siguiente no hubo árbol, pero en 1933 se decidió hacerlo anualmente, y hoy ya es considerado una atracción turística. El árbol se ilumina el primer miércoles de diciembre –en este caso será el próximo 2 de diciembre- y se retira el 6 de enero. Usualmente viene de Nueva York, Nueva Jersey, Pennsylvania, Connecticut o Vermont. Este año el elegido fu un abeto canadiense, de casi 23 metros de alto, viajó hasta Manhattan desde la localidad de Oneonta, en la zona central del estado de Nueva York.

El árbol llegó el pasado 14 de noviembre a Nueva York y sorprendió a todos.

El árbol llegó a la ciudad el pasado 14 de noviembre, y el próximo miércoles se encenderá en la ceremonia que se conoce como Rockefeller Center Christmas Tree Lighting, la cual tendrá lugar en el Rockefeller Plaza, entre las calles 48 y 51 y la 5ª Avenida y la 6ª Avenida. El abeto canadiense será decorado con unas 35 mil luces LED y con cristales Swarovski, y tras las fiestas será reciclado y la madera resultante donada a la ONG Habitat for Humanity, como es tradición desde 2007, cuando fue utilizado para construir una residencia en Pascagoula, Mississippi, para los sobrevivientes del huracán Katrina.

ESPERANZA Y RESILENCIA

Tishman Speyer, la compañía propietaria del Rockefeller Center, aseguró que se sentían muy orgullosos de mantener la tradición del árbol este año, pues aunque la ceremonia no contará con asistentes en vivo debido a la pandemia, la cadena NBC lo transmitirá. Más allá del espectacular evento que podrán presenciar los seguidores de esta tradición, hubo un incidente que hizo sonreír hasta al más apático de la temporada, pues dentro del árbol se encontró a un curioso invitado especial: un pequeño búho.

El animal que ya fue bautizado como Rockefeller, mide unos 12 centímetros, recorrió más de 270 kilómetros oculto en un imponente abeto que fue talado y trasladado por carretera hasta 'La Gran Manzana', donde fue descubierto por uno de los profesionales encargados del árbol, según el canal NBC. Cuando llegó al Ravensbeard Wildlife Center, Rockefeller o Rocky estaba en buenas condiciones "pese a todo lo que había pasado" pero llevaba sin comer ni beber unos tres días, por lo que fue agasajado con fluidos y "todos los ratones que pudiera comer" antes de descansar para pasar una evaluación del veterinario, según informó el centro en su página web.

La directora y fundadora de Ravensbeard, Ellen Kalish, publicó en Facebook unas fotos del búho a su llegada al centro, en una caja de cartón y después cómodamente abrigado con una manta, que han sido compartidas por 10 mil 500 personas y han contribuido a recaudar casi 7 mil dólares. Hasta el momento, Rockefeller está causando más sensación que el propio árbol, que ha sido blanco de comentarios burlones en las redes sociales por su follaje irregular, con bromas en donde se asegura representa perfectamente un abrupto 2020 marcado por la pandemia y las elecciones.

 

OTROS ÁRBOLES NAVIDEÑOS

Sin duda el árbol del Rockefeller es uno de los más grandes y famosos del mundo, seguido por el de Bryant Park, pero hay otros árboles navideños en Nueva York que dejan sin aliento a los amantes de esta temporada. Por ejemplo, el árbol del Lincoln Center y Winter’s Eve es inaugurado con uno de los festivales navideños más queridos de la ciudad. El árbol se enciende al principio, pero la noche continúa con música en directo, espectáculos, puestos de comida, etc. También está el árbol de la Bolsa de Nueva York, una celebración casi centenaria que tiene lugar frente al New York Stock Exchange, junto a Wall Street, y cuenta con las actuaciones de grupos como las Rockettes.

El árbol de Washington Square es el punto de congregación de los neoyorquinos, entre canciones navideñas y apariciones como la de Santa Claus, el precioso árbol se enciende frente al arco del popular lugar. Por último también podemos encontrar el árbol de Madison Square, un alumbrado único en donde también hay actividades navideñas y todo con el Flatiron Building y el Empire State Building de fondo.

Otro de los árboles más importantes de Nueva York es el de Bryant Park.

LOS DATOS:

-La estrella de Swarovski que tiene en la cima pesa unos 226 kilos, y lleva formando parte de la decoración navideña desde 2004, cuando tenía veinticinco mil cristales. Gracias a las luces LED que le incluyeron el año siguiente, parecía que la estrella irradiaba luz desde su núcleo hasta sus puntas.

FOTO: INTERNET / En 2018 la estrella fue fue diseñada por el renombrado arquitecto Daniel Libeskind.

-Unas 35 mil luces adornan el árbol del Rockefeller Center, que necesitan más de 11 kilómetros de cable eléctrico.

El árbol se enciende cada año el primer miércoles de diciembre en la ceremonia Rockefeller Center Christmas Tree Lighting.

-"The Kate Smith Show" emitió el evento por primera vez en televisión en 1951, aunque por radio ya se hizo en 1933.

FOTO: INTERNET / La tradición inició en 1931, cuando Estados Unidos trataba de salir de la gran depresión económica.

-La NBC lleva retransmitiendo en directo el encendido de las luces desde el 2000. El evento incluye actuaciones y muchos villancicos y lleva por nombre “Christmas in Rockefeller Center”.

-La Segunda Guerra Mundial marcó el comienzo de una era de diseños simples y patrióticos, que incluyeron globos rojos, blancos y azules y estrellas de madera pintadas. En 1942, se levantaron tres árboles más modestos en lugar de uno grande, y desde 1942 hasta el final de la guerra, el árbol se mantuvo apagado cada año.

FOTO: INTERNET / Durante la Segunda Guerra Mundial el árbol se colocó aunque con un decorado más austero.

-En total se calcula que 18 millones de personas visitan el Rockefeller Center cada año para ver su maravilloso árbol de Navidad y disfrutar de su pista de patinaje sobre hielo, aunque este año será un poco diferente debido al COVID-19.

-Tras su momento navideño, el árbol se dona a Habitat of Humanity donde lo utilizan para construir viviendas para los más desfavorecidos, ofreciéndole una segunda vida solidaria.

-El árbol apareció en películas populares de Navidad como "Mi Pobre Angelito 2: Perdido en Nueva York" con Macauly Culkin, en "Elf" con Will Ferrell y la versión de 1994 de "Milagro en la Calle 34" con Richard Attenborough y Mara Wilson.

Una de las escenas más emotivas de este clásico es cuando Macauly Culkin visita el árbol del Rockefeller Center.