Yeidckol Polevnsky Gurwitz se adjudicó ocho denominaciones que le dan identidad a su partido, así como a la Cuarta Transformación. Especial
La exdirigente de Morena se ha adjudicado a título personal ocho denominaciónes que dan identidad a su partido

CDMX.- Durante su periodo como dirigente de Morena, Yeidckol Polevnsky Gurwitz se adjudicó ocho denominaciones que le dan identidad a su partido, así como a la Cuarta Transformación, buscando el registro de exclusividad ante el Instituto Mexicano del la Propiedad Industrial (IMPI) en 2019.

Tras una búsqueda en la nueva versión de la plataforma MARCia (antes MARCANET) del IMPI, fue posible ubicar los relacionados a Morena.

Los registros tramitados por la exdirigente fueron realizados a título personal y no hay ninguno trámite donde dé exclusividad sobre su propia imagen, es decir, nombre, foto o algún eslogan de propaganda política, típicos en campañas.

Todos están relacionados al partido en el cual milita, como la denominación “Morena, La Esperanza de México”, incluso hizo gestiones para obtener la exclusividad de “La Cuarta Transformación”, lema que ostenta el presidente Andrés Manuel López Obrador como elemento distintivo de su administración.

Otros registros de marca que realizó Polevnsky Gurwitz fueron “Morena TV”; “Morena Radio”; “Morena AC”;  “Morena Digital”; “Regeneración”, y la frase “Juntos Haremos Historia”, los ocho aún permanecen con el estatus de “en trámite”.

Un “producto político” busca proteger de manera exclusiva el derecho de usar denominaciones, frases de campaña, imágenes y logos para darle identidad a una personalidad o partido, usualmente habilitados para diseñar una estrategia publicitaria en busca un cargo de elección popular.

Cabe señalar que la industria de los partidos  y sus integrantes “marca registrada” es tendencia en las últimas décadas. Los políticos llevan a cabo este trámite ante el instituto para garantizar la explotación exclusiva de sus nombres, eslogan de campaña, su imagen, sus firmas y hasta voz, entre otros elementos.

A las filas de esta tendencia se suman presidentes, gobernadores, senadores, diputados y funcionarios  de todos los partidos y   niveles, hasta candidatos independientes, quienes ya se cuentan por decenas.

En la mayoría de los casos, agencias publicitarias o despachos especializados en propiedad intelectual y registros de marca son las encargadas de fungir como apoderados para realizar el trámite, pero la titularidad la conservan los políticos o los partidos.

Este trámite en promedio cuesta poco menos de 3 mil pesos y una vez otorgada la concesión se da por un lapso de 10 años.

Sin embargo, en el caso de los registros asociados a Morena, resalta que el tramité lo hiciera su entonces dirigente Yeidckol Polevnsky a su nombre y no como apoderada del registro.