Alberto Xicoténcatl, director de la Casa del Migrante. Foto: Vanguardia
Alberto Xicoténcatl, presidente de la Casa del Migrante, confirma que sí se llegó a la meta de la recaudación al haber recolectado los 2 mil 8 pares de zapatos que tenían como meta para este año

A dos semanas de haber iniciado con la campaña “Zapatón 2015” que busca recolectar calzado en buenas condiciones para los migrantes, Alberto Xicoténcatl, presidente de la Casa del Migrante, confirma que sí se llegó a la meta de la recaudación al haber recolectado los 2 mil 8 pares de zapatos que tenían como meta para este año.  

Para Alberto Xicoténcatl, director de la Casa del Migrante en Saltillo, “más allá de los números, la campaña fue un éxito porque la gente demostró solidaridad con las personas migrantes”. 

Durante el evento que realizaron la semana pasada en la Plaza Manuel Acuña, los grupos de migrantes acompañaron al colectivo Los Amigos del Migrante para visitar domicilio por domicilio y continuar con la recaudación de zapatos. 

“Quien les abría la puerta realmente era gente muy solidaria que, si no tenían zapatos para regalar, donaban alimentos u otros artículos que pensaban que ellos necesitaban. Los migrantes regresaban asombrados de la buena recepción y del apoyo que tuvieron durante el ejercicio”, dice satisfecho. 

Según el activista y defensor de Derechos Humanos la campaña Zapatón 2015 supera la donación de calzado, pues el éxito radica en la solidaridad y en la comunidad porque si no tenían zapatos, compartían con la población lo que tuvieran y lo que la gente necesitara.

Más allá de los números, la campaña fue un éxito porque la gente demostró solidaridad con las personas migrantes”.