La Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicita al Estado mexicano adoptar las medidas necesarias para garantizar la vida y la integridad personal de la periodista
Washington.- La CIDH concedió medidas cautelares para proteger a la periodista y escritora mexicana Lydia Cacho, amenazada de muerte, así como a su familia y varios funcionarios del Centro Integral de Atención a la Mujer (CIAM) de Cancún.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), solicitó al Estado mexicano adoptar las medidas necesarias para garantizar la vida y la integridad personal de la periodista.

Cacho, reconocida por su activismo en favor de las mujeres y contra las mafias de pederastia, ha tenido que suspender los comentarios en su blog tras haber recibido amenazas de muerte.

La CIDH indicó en un comunicado que en la solicitud para la concesión de medidas de protección se alega que el 5 de agosto pasado Cacho recibió amenazas de muerte.

Además, entre el 17 y el 30 de julio de 2009 desconocidos rondaron y tomaron fotografías frente a su residencia y varios funcionarios del CIAM recibieron amenazas recientemente.

La Comisión Interamericana solicitó también a México que informe sobre las acciones adoptadas para investigar los hechos por los que se han otorgado las medidas cautelares.

El mecanismo de medidas cautelares establece que en casos de gravedad y urgencia, la CIDH podrá, a iniciativa propia o a petición de los afectados, solicitar al Estado concernido la adopción de medidas para evitar daños irreparables a las personas.

Cacho destapó en 2005 en el libro "Los demonios del Edén" una red de pederastia en el Caribe mexicano en el que estaban implicados altos funcionaros, cuya publicación acabó con su detención, y dirige un refugio para mujeres.