A orilla del río esperan miles asilo en Estados Unidos

Coahuila
/ 16 septiembre 2021

Han cruzado más de 3 mil migrantes en una oleada que
inició el pasado 11 de septiembre, autoridades tratan de mantener control

ACUÑA, COAH.- Aunque las autoridades de esta ciudad aseguran que el fenómeno migratorio se ha detectado desde hace semanas, es a partir del pasado sábado 11 del mes en curso que se incrementó el número que llegan a esta frontera.

Hombres, mujeres, niños y bebés, originarios de Haití, Cuba y Venezuela, llegan a la ciudad con el fin de cruzar a través del río Bravo para solicitar asilo político a las autoridades migratorias de los Estados Unidos.

Aseguran que en el campamento improvisado bajo el puente internacional Acuña-Del Rio, Texas, se encuentran más de tres mil personas que han cruzado y permanecen del lado americano, en espera de que las autoridades de ese país inicien su proceso de solicitud de refugio.

A partir del pasado sábado 11 es cuando empezó a crecer el número de migrantes a orillas del río Bravo, en un lugar conocido como La Cortina.

Luego de llegar a la Central de Autobuses, la mayoría se dirige directo a La Cortina. Algunos con maletas en mano, con sus bebés, descienden directamente al río y sin esperar más, comienzan a caminar por el río Bravo hacia los Estados Unidos.

A los migrantes, una vez que llegan a Estados Unidos; las autoridades les otorgan un número para ser atendidos, dividiéndolos en grupos de familias completas, solteros por género, es decir, hombres, mujeres o por familias parciales.

Hay quienes llegaron desde el lunes y, hasta el momento aún no han sido llamados para que se les inicie los trámites correspondientes; situación por la cual permanecen en la orilla del río Bravo, pero del lado norteamericano.

DE IDA Y VUELTA

Algo nunca visto es que el tránsito de migrantes por la cortina es en ambos sentidos; de México a Estados Unidos y viceversa, ya que aseguran no reciben alimentos y por ello, se devuelven a Ciudad Acuña para adquirir víveres y luego retornar al lado americano.

En los últimos días se ha podido ver a decenas y decenas de migrantes que cruzan de Estados Unidos a México por el río Bravo a comprar víveres y no como se pudiera pensar o como medios de comunicación, nacionales e internaciones lo han destacado, que cruzan de manera ilegal de México hacia Estados Unidos.

PIDEN RESPETO

Migrantes coincidieron en que se les debe de respetar porque no son delincuentes ni intentan interrumpir la paz sino mejorar su condición de vida por la situación tan complicada en sus países.

Hicieron un llamado a las instancias de Gobierno para que las corporaciones de seguridad no abusen de su autoridad ni trasgredan sus derechos, “no somos criminales”, dicen.