Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Por crisis económica, saltillenses venden hasta anillos de boda

Coahuila
/ 28 enero 2022

Apurados por la cuesta de enero, ciudadanos se despiden de joyas con valor sentimental

Saltillo, Coahuila.- Negocios de compra y venta de oro, plata o monedas del Centro Histórico, se convierten en el “banco” de saltillenses que optan por esta salida fácil y rápida de conseguir dinero empeñando hasta sus anillos de boda.

Las cadenas, aretes y joyas de valor sentimental para las familias que atraviesan una crisis económica ante las constantes alzas en los precios de servicios y alimentos o el desempleo representan una forma de sofocar los estragos económicos durante la cuesta de enero adicional a los estragos de una pandemia que no termina.

Al menos esta semana, la venta de alhajas, relojes y anillos de graduación o cadenas de santos aumentó de un 30 a un 70 por ciento en escalada conforme al paso de la cuesta de enero y el término de una quincena, como una forma de “salir del apuro”.

“Han traído muchas monedas y cobre, pero más cadenas o anillos de esos de casados, se nota que son de ellos porque hasta como que se despiden de las joyas, también como que les da pena vender las cadenas de santos, ya nada más se persignan y la entregan”, expresó el dueño de un establecimiento.

Mientras que algunos saltillenses empeñan estos mismos artículos, así como con la esperanza de recuperarlos aunque la taza de intereses esté por sobre sus capacidades de pago y finalmente regresen a los aparadores de dichos negocios para ver que sus bienes ahora son puestos a la venta con un precio mayor al que recibieron por ellos.

TE PUEDE INTERESAR: Cuesta de enero se extiende a febrero; casas de empeño en Saltillo reciben incremento de 40%

Incluso hay quienes acuden a vender níquel, bronce y cobre de artículos preciados por precios desde los 50 pesos hasta los 5 mil, según los kilogramos que oferten a la casa de “compra venta”, sin embargo, no se tiene certeza de donde se adquirió dicho material o si es robado.

Según trabajadores de estos negocios, el aumento de las personas que buscan vender algo llegó hasta el 70 por ciento, aunque no todos los artículos pueden ser aceptados porque no cuentan ni factura ni con comprobante de pago.

Aunque en locales de “compra venta” con carteles fluorescentes en mercado subterráneos o plazas comerciales de la zona centro como “García”, de la calle Narciso Mendoza así como el mercado Nuevo Saltillo, sobre la calle de Pérez Treviño, no se cuenta con ningún requisito para realizar la compra venta de cualquier tipo de joyería.

Siendo en su mayoría jóvenes de entre 30 y 45 años quienes acuden a ofertar joyas que de dama “de dudosa procedencia”, aseguran locatarios de sus alrededores, pero también menores de edad que ofertan cadenas sólo bañadas en oro que no habrían podido adquirir siendo sólo estudiantes, por lo que se duda también puedan ser robados.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio