Desde Saltillo, AMLO manda ‘al carajo’ reformas de Peña Nieto

Saltillo
/ 15 enero 2018

Son una vergüenza, ni siquiera tenemos un plan de desarrollo propio en el País, en los gobiernos peleles, títeres, que hay en México, dijo el precandidato presidencial de Morena

Durante su mitin en Saltillo, Andrés Manuel López Obrador, precandidato de Morena a la Presidencia de la República, mandó “al carajo” las reformas estructurales del Gobierno de Enrique Peña Nieto.   “Son una vergüenza, ni siquiera tenemos un plan de desarrollo propio en el País, en los gobiernos peleles, títeres, que hay en México; aplican las recetas que envían del extranjero (…) esto también se va a ir al carajo, ya no vamos a seguir con las mal llamadas reformas estructurales, vamos a tener nuestra agenda”, declaró, ante aproximadamente dos mil personas en la Plaza del Congreso.      

En lo específico a la reforma educativa, López Obrador reiteró que, si gana el primero de julio próximo, “desde el primero de diciembre (fecha en que tomaría el cargo) se va cancelar”.

Sobre la reforma fiscal, afirmó que “estancó más la economía”, la laboral “afectó a los trabajadores sin ningún resultado” y la energética es “un fracaso, pues nunca había estado tan mal la industria eléctrica y la petrolera”.

Además, López Obrador señaló que, según encuestas, encabeza las preferencias en 28 de 32 estados de la República.