A 12 años, la impunidad marca la tragedia de Pasta de Conchos, en Coahuila

Al cumplirse un aniversario más de la tragedia en la Mina 8 de Pasta de Conchos, el rescate de 63 de los cuerpos atrapados parece haber quedado en el olvido

Saltillo
/ febrero 19, 2018 - 11:30

Por: KARLA TINOCO/ÉDGAR GONZÁLEZ

Hoy se cumplen 12 años de que se encuentran sepultados los cuerpos de 63 mineros que laboraban en la Mina 8 en Pasta de Conchos.

Desde aquel accidente ocurrido el 19 de febrero de 2006, sus familias únicamente han recibido de manos del Gobierno una pensión de 3 mil pesos mensuales y negativas para sacarlos de las entrañas de la tierra. 

A más de una década de distancia, la fundación alemana Heinrich Böll en colaboración con la asociación Familia Pasta de Conchos elaboraron el informe “El carbón rojo de Coahuila: Aquí acaba el silencio”, en el que se detalla que del año 1900 al 2006 han ocurrido 3 mil 103 muertes dentro de las minas de carbón.

El informe será presentado en la Ciudad de México este lunes como un homenaje a las personas que han fallecido en el interior de las minas a consecuencia de algún accidente o negligencia laboral. 

VANGUARDIA tuvo acceso a una parte del informe en el que se señalan las condiciones de trabajo en las que están los mineros coahuilenses
“Hemos documentado de forma preliminar 3 mil 103 muertes en las minas de carbón, que habían encontrado justificación colectiva en el binomio sacrificio/heroicidad, al extraer carbón para procurar el “desarrollo” de un país que no quiso ver el desastre humanitario y ambiental que se ha vivido en esta región. 

…Explicar la muerte de los mineros del carbón o de cualquier trabajador “al margen o fuera” del contexto en el que muere, siempre son accidentes. Sin embargo, aprendimos a explicar las muertes “en el contexto” y con ello, ofrecer una nueva clasificación de los eventos mortales, en el que, si no hay las condiciones para trabajar o se trata de empleos informales o ilegales o clandestinos, no se llaman accidentes, sino siniestros. Y cientos de mineros fallecieron sin seguridad social, porque comenzaron a ser registrados en el IMSS hasta 1972”, indica el documento. 

$!A 12 años, la impunidad marca la tragedia de Pasta de Conchos, en Coahuila

De los accidentes registrados el 43.6 por ciento sucedió en pozos de carbón y 15.20 por ciento en cuevas y respecto del total de mineros fallecidos, el 62.61 de los mineros murieron por la caída de techos y paredes de las minas porque no están bien estructuradas; por explosión o inhalación de gas porque no hay una adecuada ventilación y no se monitorean los niveles de gas. Sin embargo, del total de eventos el 64.06 por ciento pudo evitarse.

Además, al momento de morir, más del 50 por ciento de los trabajadores no estaba registrado ante el Instituto Mexicano del Seguro Social.  

Asimismo, el documento refiere que hace 45 años tras un accidente en el que murieron 200 trabajadores en la Mina 6 también se dejó de rescatar al ingeniero Félix Schleevoight y en 2007 se determinó ya no buscar a los 63 en Pasta de Conchos dejando en la desprotección a su familia. 

“De los 3 mil 103 mineros fallecidos, solamente 64 aún continúan en los socavones de las minas de Grupo México. Y en el caso de Pasta de Conchos, la misma STPS combatió jurídicamente a las familias para asignarles una pensión máxima de 3 mil pesos y hacer que el juez tercero de distrito en materia de trabajo en el Distrito Federal negara el amparo contra la determinación de no rescatar a los mineros argumentando que, no rescatar a los mineros “no causa a los quejosos ningún perjuicio y en nada afecta la esfera jurídica de los familiares por lo que no se violentaron sus garantías individuales”, refiere.

Asimismo, destaca que a pesar de que el sindicato minero fue creado y presidido por Napoleón Gómez Sada desde su fundación en el año 1934 y hasta su muerte en el año 2001. Sin embargo, en el IMSS los mineros del carbón no fueron registrados hasta fines de 1972, y el sindicato no reivindicó el derecho de los mineros a una pensión por “accidentes”, ni para sus familias por la muerte del minero y los mineros del carbón por casi 30 años no tenían derecho a jubilarse, mientras que su dirigente sindical era senador.

“Con la llegada de su hijo Napoleón Gómez Urrutia, en mayo de 2002, cada año hasta la explosión de Pasta de Conchos, se “vendieron” los emplazamientos a huelga que el Sindicato Minero hacía al Grupo México “por estar en peligro la vida de los mineros”. Además, sirvieron de “sindicato de protección” de la empresa contratista General de Hulla”. 

$!A 12 años, la impunidad marca la tragedia de Pasta de Conchos, en Coahuila

LA MINA JAMÁS VOLVERÁ A SER ABIERTA

La mina Pasta de Conchos, en la cual ocurrió la tragedia que enlutó a familias de la Región Carbonífera de Coahuila, jamás se volverá a abrir, dijo el delegado de la Secretaría de Economía en la entidad, Marcos Durán Flores.

El 19 de febrero de 2006, por la madrugada, una explosión dentro de la llamada mina de Pasta de Conchos, en el municipio de San Juan de Sabinas, provocó que los túneles en donde laboraban mineros extrayendo carbón mineral, colapsaran, ocasionando la muerte de 65 mineros. La tragedia aún continúa, porque la mayoría de los cuerpos no pudo ser rescatada.

“No se va abrir, por supuesto. Pasta de Conchos no se va abrir jamás”, dijo el delgado de la Secretaría de Economía en la entidad, dependencia que se encarga de la regulación de las concesiones mineras en todo el país, y en el caso de Coahuila, de las que explotan carbón mineral para llevar a las plantas eléctricas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

De acuerdo con el funcionario federal, los propietarios de la concesión minera de Pasta Conchos, Grupo México, podrán decir lo que quieran, pero en ese centro de trabajo no volverá a existir operación.

Los empresarios mineros dueños de la concesión de Pasta de Conchos han intentado reabrir a operaciones la Mina 8, en donde ocurrió la tragedia, aún sabiendo que cuerpos de personas que fallecieron en el accidente de 2006 siguen ahí porque nunca fueron rescatados pese a los esfuerzos de las autoridades.

Durán señaló que el sector minero de Coahuila avanza, sin embargo, en este año no se han entregado concesiones nuevas y el año pasado, 2017, se cerró con mil 890 concesiones, de las cuales la mitad son para la explotación del carbón mineral.

ENTÉRESE

De 1900 a 2006 han ocurrido 3 mil 103 muertes dentro de las minas de carbón.