Investiga CDHEC presunto abuso policiaco en Ramos; analiza si uso de la fuerza está justificado

Saltillo
/ 28 julio 2021

Captan en video cómo elementos de FGE impactan un vehículo para detener al conductor; en el auto viajaba un menor

El titular de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC), Hugo Morales Valdés, señaló que se inició una investigación preliminar sobre el caso de la presunta detención arbitraria cometida por agentes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Fiscalía del Estado.

Los hechos fueron difundidos a través de un video el pasado fin de semana, donde se observa cómo elementos de la Fiscalía General del Estado detienen a una pareja de ciudadanos en la vecina ciudad de Ramos Arizpe; iban acompañados de una menor.

Morales Valdés informó que se analiza si el uso de la fuerza de los elementos policiacos se justifica al momento se llevar a cabo una orden de aprehensión.

“Es muy pronto para tener la información ya definitiva, se abrió esa investigación preliminar y esperamos tener más información en los siguientes días”, dijo.

Agregó que la Comisión debe esperar a que se proporcione la información y versión por parte de la corporación, así como las declaraciones de las personas afectadas.

“Es tan poco lo que tenemos conocimiento que no sabemos los motivos que dieron lugar a la intercepción, aunque habría que preguntarse en todo caso si el choque de los vehículos se encuentra contemplado dentro del protocolo para el posible ejercicio o cumplimiento de una orden de aprehensión”, expresó.

Sobre el caso fue cuestionada la Delegación Sureste de la Fiscalía General del, sin embargo, advirtieron que al ser un agente especializado el involucrado, el asunto dependería de la Contraloría interna del órgano procurador.

VANGUARDIA buscó la versión del fiscal general, Gerardo Márquez Guevara, pero no se obtuvo respuesta.

LOS HECHOS

La detención ocurrió el fin de semana y quedó grabada en un video que se hizo viral en redes sociales el lunes.

En el video se observa cómo una unidad con las siglas de la Agencia de Investigación Criminal impacta el costado izquierdo del automóvil particular, en medio de un grito de “¡párate!”, para luego estacionarse enfrente con el fin de cerrarle el paso. No obstante, el hombre al volante no frena el paso, realiza una maniobra por su carril derecho y acelera. La copiloto graba la persecución.

Finalmente, 50 segundos después del impacto de la patrulla al vehículo, el conductor decide estacionarse. La camioneta lo empareja, sus tripulantes le exigen que se baje y él desciende de la unidad, siendo sometido por los supuestos agentes.