Profepa aún no emite sanciones por canalización ilegal de agua en Parras

Saltillo
/ 19 octubre 2015

La Profepa informó que el área jurídica de la misma dependencia continúa haciendo el peritaje de los daños, por lo que sigue sin resolver una multa o sanción.

Saltillo.- A más de dos meses de haber sido suspendida la obra de canalización del agua en el municipio de Parras de la Fuente, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) no ha determinado todavía la sanción correspondiente por haber iniciado esta obra sin los permisos de las autoridades federales. 

El proyecto fue denunciado a principios del pasado mes de julio por habitantes del Pueblo Mágico más antiguo de Coahuila, particularmente por la agrupación civil Amigos de Parras. 

A raíz de las protestas la delegación estatal de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) se percató de que el proyecto se desarrollaba sin los permisos ambientales correspondientes.

Un mes más tarde la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó oficialmente de la clausura de la obra de entubamiento del agua en este municipio por daños a la vegetación forestal. 

En ese momento se informó que la obra habría afectado una superficie de más de 9 mil metros cuadrados con la remoción y despalme de vegetación como lechuguilla, nopal rastrero, coyonoxtle, huizahe, entre otras plantas. 

Asimismo, los responsables de la obra no contaban con autorizaciones en materia de impacto ambiental ni cambio de uso de suelo forestal como exige la Semarnat. 

En el proyecto de canalización de las acequias de Parras estaban involucrados al menos cinco ejidos y 30 propietarios privados, entre ellos Casa Madero, dueños todos ellos de tres tajos con una capacidad de 700 mil metros cúbicos anuales de agua. 

En su momento los directores de Casa Madero indicaron que el proyecto contemplaba la canalización de 3.5 kilómetros de acequias que no atraviesan el pueblo de Parras, sino que se encuentran a más de 10 kilómetros de él, y aseguraron que su entubamiento no tendría ninguna repercusión sobre los manantiales naturales.

La Profepa informó que el área jurídica de la misma dependencia continúa haciendo el peritaje de los daños, por lo que sigue sin resolver una multa o sanción.

El dato > En julio habitantes de Parras denunciaron la obra de canalización de agua sin los permisos correspondientes.

> En agosto la Profepa informó de la clausura oficial de la obra por daños a la vegetación forestal. 

> A dos meses de suspendida la obra no se ha sancionado a los responsables.