Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Se niega colegio de Saltillo a recibir a joven transgénero

Saltillo
/ 22 junio 2018

Rosa María Contreras, madre de la joven, narra que su hija estudió durante toda su educación Básica en ese colegio, pero fue hasta tercero de Secundaria que uno de los directivos le dijo que ya no podía continuar en el plantel, aunque no le dio una explicación.

Un nuevo caso de discriminación se presentó en el sector educativo. Ahora fue en un colegio de Saltillo, donde han puesto trabas a una joven hermafrodita transgénero que pretende estudiar la preparatoria en ese plantel. Sus padres libran una nueva batalla porque incluso han interpuesto una queja en la Conapred por discriminación, aunque las autoridades del colegio señalan en que no pasó el examen de admisión. 

Rosa María Contreras, madre de la joven, narra que su hija estudió durante toda su educación Básica en ese colegio, pero fue hasta tercero de Secundaria que uno de los directivos le dijo que ya no podía continuar en el plantel, aunque no le dio una explicación. A Rosa María no le quedó remedio que sacar a su hija de la escuela e inscribirla en el Instituto Oxford para que terminara la Secundaria. 

Luego, trató de incorporarse a varias preparatorias aunque en ninguna se sentía lo suficientemente preparada hasta que se inscribió en el Instituto Sierra Madre en el turno nocturno, donde terminó sus estudios. Al final, tampoco quedó satisfecha porque supuestamente algunos alumnos sobornaban a maestros para obtener altas calificaciones. 

Al egresar la joven presentó el examen para estudiar en la Facultad de Medicina, pero no lo pasó. Sintió que sus estudios de bachillerato no eran suficientes así que buscó una nueva alternativa para recursar la preparatoria e incorporarse a una carrera. 

“Mi hija se había hecho el cambio de nombre y de género como mujer, así que regresamos al colegio y el coordinador de Preparatoria en el turno vespertino nos puso trabas diciendo que en ese momento ya estaban los grupos completos, por lo que les sugirió regresar en enero, cuando iniciara el siguiente ciclo escolar. 


En enero regresaron madre e hija a la escuela con el coordinador quien les volvió a negar el acceso: “Ella no puede entrar por su edad”, y comenzó a poner otras trabas. Intentaron hablar con el director, pero nunca las recibió. 

Después de la insistencia, nuevamente el coordinador se reunió con ellas y les expuso que ya había hablado de ese tema con el director: “estuve hablando con el hermano y su mayor preocupación es, ¿a dónde va a ir al baño?”, Rosa María estalló y les dijo que su hija ya estaba operada para ser del género femenino, por lo que ellos estaban discriminándola. 

Después de una espera en marzo pasado decidieron interponer una queja ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). Tras una larga espera, les avisan que le darán a la joven una guía para que presentara el examen el pasado 11 de junio, así que contrataron a un profesor que le impartiera clases diarias. 

Después de presentar el examen y esperar los resultados, la joven tampoco volvió a ser elegida entre los candidatos para ocupar un lugar en el colegio. Su madre, asegura que sí pasó el examen porque desde antes había presentado en el Tecnológico, donde obtuvo una alta puntuación. 

Finalmente aseguran que irán hasta las últimas consecuencias para evitar que se le siga frenando el derecho a la educación y se ponga un ato a la discriminación por razones de género.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie