Es un comienzo no tan malo la reactivación de la industria en La Laguna: Canacintra

Torreón
/ 2 julio 2020

CANADEVI Laguna prevé una fuerte contracción del mercado de la vivienda, por la pérdida de empleos en el sector formal, así como la falta de ingresos para el sector informal.

Torreón, Coahuila. -  Si 2020 se considera ya un año desastroso para la industria local por los resultados del primer semestre, lo que se avecina se perfila todavía peor, la recuperación económica será lenta, pero es un comienzo no tan malo, aseveró el presidente de la Canacintra Torreón, Carlos Braña Muñoz.

El dirigente de los industriales en la región, explicó que además de la inactividad en la que entraron muchas empresas dada la declaración de emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus, en este primer semestre, la reducción de la inversión pública y privada se tradujo en una caía significativa de la actividad productiva.

En la Región de La Laguna la industria de la transformación opera casi al 50 por ciento de su capacidad porque los pedidos han iniciado paulatinamente; sin embargo, se prevé que las empresas generalicen sus actividades hasta el último trimestre del año, si bien nos va, explicó.

Por otra parte, dijo dentro del plan para empezar la recuperación, las empresas del sector automotriz reanudaron actividades, una vez que validaron los protocolos sanitarios recomendados por el IMSS.

Comentó que las empresas han estado dispuestas a hacer la inversión en medidas de distanciamiento, barreras físicas, protocolos de entrada, toma de temperatura, aparte de que se les imparten pláticas de información sobre temas de salud.

El gasto no es significativo para las grandes empresas, aunque podría ser oneroso para la pequeña y mediana empresa, pero conscientes de que se tiene que hacer esa inversión, para evitar que existan contagios, insistió.

VIVIENDA

Entrevistado por separado, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (CANADEVI), Jesús de la Garza Acosta, previó una fuerte contracción del mercado de la vivienda en la región, por la pérdida de empleos en el sector formal, así como la falta de ingresos para el sector informal.

“Los desarrolladores de vivienda empiezan a resentir los estragos económicos de la pandemia, por lo que se estima una fuerte recesión, ya que la tendencia a la baja empezó desde principios de año y se ha agudizado las últimas semanas”, señaló.

De la Garza Acosta dijo que no se tienen cifras sobre cierres de desarrolladoras de vivienda en la región, sin embargo, indicó que toda aquella que esté apalancada tendrá un riesgo mayor en el efecto de si va a sobrevivir o no. Explicó que el término de apalancado es un proceso normal en la industria, donde se trabaja por créditos puentes, por lo que se recupera y se paga ese crédito conforme se va individualizando la vivienda.