Torreón presentará un paquete austero para el año entrante

Torreón
/ 20 julio 2020

No tendrá una disminución de recursos, puesto que se tiene una captación excedente de impuestos que permiten un buen presupuesto para 2016 y solo hacer lo que se tenía planeado, advierte el alcalde Miguel Ángel Riquelme.

Torreón, Coahuila.-  Ante la nueva realidad económica del país, los gobiernos de todos los órdenes se deberán de “ajustar el cinturón” y puntualizar el gasto público para poder salir adelante con los proyectos que se tienen contemplados, advirtió el alcalde Miguel Ángel Riquelme Solís.

Manifestó que la administración municipal de Torreón presentará un paquete austero para el año entrante en donde efectivamente se contemplan obras importantes.

En relación a la desfavorable situación económica para el próximo año, comentó que Torreón no tendrá una disminución de recursos, puesto que se tiene una captación excedente de impuestos que permiten un buen presupuesto para 2016 y solo hacer lo que se tenía planeado.

Se tendrán que sacrificar otras cosas derivadas de que la nómina municipal va en aumento en relación a la contratación de policías, de nuevos agentes de vialidad y de trabajadores para el complejo deportivo La Jabonera y muy pronto el parque recreativo Línea Verde y centros comunitarios.

En unos meses más se echará a andar el gimnasio Las Alamedas que está en remodelación y que requiere de personal para poder trabajar en una labor de prevención del delito, a lo que la administración le ha dado prioridad.

No obstante, se habrán de sacrificar proyectos que ya estaban contemplados para el tercero y cuarto año, continuar la Línea Verde y el Metroparque del río Nazas pero los proyectos nuevos que se tenían se tendrán que frenar.

Lo que sigue firme es el teleférico, cuyo estudio está por terminar con una proyección de recursos mermada, así como el metrobús del que la Secretaría de Hacienda ha solicitado una actualización del proyecto para rebajar el recurso.

Si se recibe la misma cantidad de impuestos propios y un presupuesto de 2 mil millones de pesos, no habrá ningún problema, aunque sí se tienen que hacer ajustes, porque el índice inflacionario es definitivo.

Torreón es un municipio fuerte, con finanzas sólidas y al término de esta administración se buscará no dejar pasivos a corto plazo, únicamente el débito que se recibió a largo plazo.