Hay cuentas pendientes en jueves por la noche

Fútbol Americano
/ 8 octubre 2020

Dos quarterbacks que se conocen muy bien luego de que ya estuvieron frente a frente en un Super Bowl, ahora ambos llegan con equipos diferentes, pero con el mismo objetivo

Con mucha confianza luego de ganar sus primeros tres juegos, los Bears de Chicago tuvieron un golpe de realidad al perder en la Semana 4.

Chicago no pudo establecer un juego terrestre y perdió en casa por 19-11 ante Indianápolis en la primera apertura de Nick Foles con el equipo.

Hoy los Bears intentan regresar a la senda de la victoria cuando reciban en el Soldier Field a los Buccaneers de Tampa Bay en juego de Jueves por la Noche.

Chicago (3-1) superó a Detroit, Giants y Falcons en partidos ajustados, cada uno decidido por cuatro puntos, antes de quedarse cortos ante los Colts.

El mariscal de campo  Nick Foles tuvo problemas en su primer partido como titular, después de guiar al equipo a una victoria de regreso sobre Atlanta en relevo de Mitchell Trubisky una semana antes. El Jugador Más Valioso del Super Bowl LII lanzó para 249 yardas y un touchdown mientras completaba 26 de 42 pases en una causa perdida. Foles tiene 96 de 114 para 1,104 yardas con seis TD y sólo una intercepción en cuatro juegos de su carrera contra Tampa Bay.

$!Hay cuentas pendientes en jueves por la noche

Dado que el ataque terrestre de los Bears fue inexistente contra los Colts (28 yardas en 16 acarreos), el receptor abierto  Allen Robinson II emergió como el mejor jugador ofensivo del equipo en la competencia. El receptor abierto de 27 años de Penn State tuvo siete recepciones para 101 yardas y un touchdown, marcando el segundo juego consecutivo en el que ha registrado 100 yardas recibiendo y una anotación. Robinson ha sido atacado 41 veces este año, más del doble que cualquier otra persona, y ha logrado 25 recepciones para 331 yardas y un par de TD este año.

Los Buccaneers por su parte han tomado un camino diferente hacia un récord de 3-1, perdiendo su primer juego de la temporada antes de obtener tres victorias consecutivas, incluida la victoria el domingo pasado por 38-31 sobre los Chargers de Los Ángeles.

Tom Brady está entrando en ritmo, después de haber lanzado ocho pases de touchdown en sus últimos dos juegos. La leyenda de 43 años tuvo cinco lanzamientos de anotación contra los Chargers, lo que marca la séptima vez en su carrera que logra la hazaña y la primera desde el 24 de septiembre de 2017 contra Houston. Brady es tercero de todos los tiempos en actuaciones de cinco TD, detrás de Drew Brees (11) y Peyton Manning (nueve).

$!Hay cuentas pendientes en jueves por la noche

Ronald Jones II tuvo 20 acarreos para 111 yardas el domingo y, nuevamente, podría necesitar llevar la carga contra los Bears. Los corredores Leonard Fournette, quien se perdió el juego contra los Chargers, y LeSean McCoy están luchando contra lesiones en el tobillo y no participaron en la práctica para abrir la semana. Jones, de 23 años, quien lidera a los Buccaneers con 253 yardas terrestres, tuvo un total de 20 acarreos en sus dos concursos anteriores.

Además, el equipo de Tampa Bay regresa a Chicago con toda la intención de sacarse la espina, luego de aquella humillante derrota de la Semana 4 del 2018 cuando acabaron 48-10. Ahora con un nuevo headcoach y sobre todo, con el que es considerado el mejor quarterback de la historia, esperan cobrar venganza.

Sobre todo luego de que es muy probable que Brady aún tenga muy presente la noche del 4 de febrero del 2018, cuando perdió el Super Bowl con Patriots a manos de Nick Foles y su entonces equipo, Eagles.

NFL