Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Domina tren el transporte de combustibles y cereales; también de minerales y metales

Dinero
/ 3 enero 2019

El impulso en el transporte ferroviario ha sido por factores como la exportación y la importación de productos

CDMX.- El ferrocarril es el principal medio de transporte de combustibles, cereales, minerales y metales.

Los tres principales sectores de productos por volumen son industrial (47.1%), agrícola (25.5%) y mineral (12.5%).

El volumen total de carga en 2017 fue de 126.9 millones de toneladas, 4% más que en 2016 y el 62.8% de esta cantidad (79.8 millones de toneladas) fue carga de importación o exportación.

Las mejoras en transporte de la carga ferroviaria de México coinciden con la expansión del comercio exterior de México.

Un gran impulsor del crecimiento del comercio es la industria automotriz (actualmente los trenes mueven siete de cada diez automóviles producidos en el país, mientras que hace una década solo eran tres de cada 10).

También la expansión del sector del petróleo y el gas es un importante motor emergente, con el consecuente impulso en el transporte.

Las importaciones ocuparon la gran mayoría de la carga de comercio exterior con 61.2 millones de toneladas que se movieron principalmente a través de las fronteras de Nuevo Laredo, Tamaulipas (19.6 millones de toneladas), y Piedras Negras, Coahuila (13.3 millones de toneladas), así como el puerto de Veracruz (8,1 millones de toneladas).

La carga de exportación llegó a 18.6 millones de toneladas, de las cuales el 77.3% transitó los cruces fronterizos terrestres.

$!Domina tren el transporte de combustibles y cereales; también de minerales y metales

INVERSIONES EN TRANSPORTE

El objetivo de la política mexicana de transporte es crear un sistema de transporte que promueva la productividad y la competitividad del resto de la economía, además de desarrollar un sistema de transporte multimodal para promover el comercio exterior.

Para alcanzar estos objetivos hace falta más inversión para contar con una infraestructura adecuada que permita garantizar la calidad de los servicios en todo el país a un costo razonable.

El crecimiento económico mexicano se ha continuado apoyando en gran medida en la demanda interna así como en la demanda, sobre todo de productos manufacturados, de los Estados Unidos.

Un resultado menos dinámico en los Estados Unidos afecta en particular al sector automotriz, pero también a otros sectores de exportación, con efectos negativos consecuentes sobre la formación bruta de capital.

 

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie