Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

GM suspende la producción de camionetas en su planta de Misuri por la falta de chips

Pick Up
/ 25 marzo 2021

General Motors (GM) se vio obligado a suspender varias semanas la producción de las camionetas "pickup" GMC Canyon y Chevrolet Colorado así como las furgonetas Chevy Express y GMC Savana en su planta de montaje en la localidad de Wentzville, en el estado de Misuri por la escasez de microprocesadores.

General Motors (GM) tendrá que suspender varias semanas la producción en la planta de montaje de camionetas "pickup" de la localidad de Wentzville, en el estado de Misuri, a la vez que mantendrá el parón en otra planta de Michigan, por la escasez de microprocesadores que afecta desde hace meses al sector.

La planta de Misuri, que emplea a 3,861 personas, produce las camionetas "pickup" GMC Canyon y Chevrolet Colorado así como las furgonetas Chevy Express y GMC Savana. GM informó a sus empleados que la producción de furgonetas no será afectada por la escasez de chips.

El anuncio de GM se produce pocas horas después de que Honda comunicase que ampliará la suspensión de algunas de sus plantas de producción en Norteamérica por la falta de microprocesadores y otros problemas de suministro, según señalaron medios de comunicación locales.

La suspensión de la producción de camionetas "pickup" de Wentzville se iniciará el 29 de marzo y durará al menos dos semanas. Mientras, la planta de montaje de Lansing, en Michigan, que dejó de producir vehículos el 15 de marzo por la escasez de chips, mantendrá el parón durante otras dos semanas.

Lansing produce automóviles de la gama alta, como el Chevrolet Camaro y los Cadillac CT4 y CT5.

GM también comunicó que adelantará en dos semanas un parón que estaba previsto en Wentzville y que se producirá ahora entre el 24 de mayo y el 19 de julio.

GM, el principal fabricante de automóviles de Estados Unidos, ha estado suspendiendo o reduciendo la producción en sus factorías desde hace meses ante la escasez de chips que afecta a todo el sector del automóvil.

Desde febrero, GM ha suspendido o reducido la producción en plantas de EU, México, Brasil, Corea del Sur y Canadá.

La compañía está dando prioridad a la producción de los vehículos más rentables, como las camionetas "pickup" y todocaminos SUV de gran tamaño.

Este miércoles GM reafirmó está política al señalar en un comunicado que "continúa aprovechando los semiconductores disponibles para producir y comercializar nuestros productos más populares y demandados, incluidos las camionetas y todocaminos SUV de gran tamaño".

La compañía ya ha advertido de que los problemas causados por la falta de procesadores puede recortar sus beneficios este año en 2,000 millones de dólares, cantidad que aumentará si la situación persiste.

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie