CNDH pide a CFE reparar daños por muerte de un menor por descarga eléctrica en 2019

Noticias
/ 19 septiembre 2021

La CNDH instruyó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) reparar íntegramente los daños ocasionados a los deudos de un menor fallecido por una descarga eléctrica en Asunción de Nochixtlán, Oaxaca

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) instruyó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) reparar íntegramente los daños ocasionados a los deudos de un menor fallecido por una descarga eléctrica en Asunción de Nochixtlán, Oaxaca.

De acuerdo con la recomendación 40/2021, dirigida al director general de Distribución de la CFE, Guillermo Nevárez, el organismo consideró que “la falta de supervisión y mantenimiento de las líneas de distribución eléctrica” provocaron la muerte de un menor de edad el 11 de agosto de 2019.

El documento recomendatorio señala que la víctima perdió la vida al tocar un cercado de alambre de púas que “se encontraba en contacto con un cable que, a su vez, se desprendía de un poste” de una de las calles del citado municipio.

En la investigación, “la CNDH acreditó que una de las fases de baja tensión de la línea aérea de energía eléctrica, propiedad de CFE Distribución, se encontraba reventada y colgaba del poste a 1.50 metros del suelo, lo que provocó que la víctima se electrocutara, vulnerando los derechos humanos a la vida, a la seguridad jurídica, acceso a la justicia y al principio de interés superior de la niñez”.

Para el organismo, la empresa no acreditó apropiadamente los motivos de la falta de mantenimiento de la red aérea de energía eléctrica en el municipio de Asunción Nochixtlán, por lo que solicitó al director general de CFE Distribución “reparar de forma integral el daño causado, incluyendo para ello una compensación y/o indemnización, además de brindar atención psicológica, tanatológica y psiquiátrica a los familiares de la persona fallecida e inscribirlos en el Registro Nacional de Víctimas”.

Te puede interesar: Busca la 4T controlar 54% del mercado de electricidad

A la CFE se le pidió “obtener un dictamen sobre el estado físico y de seguridad que guardan las líneas aéreas de la Red de Energía ubicadas en Asunción Nochixtlán e implementar las acciones correctivas para subsanar las faltas observadas, priorizando aquellas que pudieran poner en peligro la vida o bienes de las personas donde ocurrieron los hechos”.

La CNDH recomendó a la empresa instruir a su personal en las Superintendencias de las zonas de Oaxaca y Huajuapan para que impulsen “un programa calendarizado de trabajos periódicos de mantenimiento preventivo a las líneas aéreas y subterráneas y demás equipo destinado al servicio público de distribución de energía eléctrica”.

La recomendación también se dirigió al fiscal general de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo, quien tomó la investigación en un inicio, pero el organismo le pidió “declinar la competencia en favor de la Fiscalía General de la República (FGR)”, por estar involucrada una dependencia federal.

No obstante, se solicitó al funcionario “inscribir a las personas afectadas en el Registro Estatal de Víctimas de Oaxaca para que tengan acceso al Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral de la entidad, e impartir un curso de capacitación dirigido a los agentes del Ministerio Público y oficiales secretarios de la Fiscalía, sobre derechos humanos de las víctimas en la integración de indagatorias y la debida diligencia”.