Mara Salvatrucha decapita a un hombre en EU

Internacional
/ 24 noviembre 2017

Las autoridades no han podido identificar a la víctima

Cerca de 10 miembros de la Mara Salvatrucha asesinaron a un hombre en un parque en Wheaton, Maryland.

Entre los pandilleros, que se comunicaban con walkie-talkies, llevaron con engaños a la víctima y cuando llegó al lugar que ellos querían, lo apuñalaron, lo decapitaron, lo desmembraron y luego le sacaron el corazón, según documentos policiales hechos públicos este miércoles en el Tribunal de Distrito del Condado de Montgomery.

Conforme a The Washington Post, la policía encontró el cuerpo enterrado en el Parque Regional Wheaton y la fosa fue cavada con antelación, de acuerdo con los registros judiciales.

Las autoridades no han podido identificar a la víctima, quien creen que pudo haber sido de Annapolis.

Vestía una sudadera, y como seña le faltaba un diente inferior cerca de la parte frontal de la boca.

La investigación comenzó a principios de septiembre, cuando los detectives hablaron con un informante, miembro de la Mara, que dijo saber de un asesinato perpetrado por la pandilla, el cual ocurrió en la primavera de este año en el parque.

El informante llevó a los detectives al lugar donde lo enterraron, de acuerdo con los registros judiciales.

Los restos fueron exhumados y examinados por la Oficina del Médico Forense de Maryland.

"La víctima fue apuñalada más de 100 veces, decapitada, desmembrada, y su corazón fue extirpado de su pecho y arrojado a la tumba", escribieron los detectives.

El rotativo capitalino publicó que ya hay un detenido por este caso, el presunto pandillero salvadoreño Miguel Ángel López Ábrego, de 19 años y apodado "El Tímido", quien se encuentra ilegalmente en el país.

López Ábrego, quien fue acusado de asesinato en primer grado, supuestamente fue quien asestó la primera puñalada a la víctima.

La detención se llevó a cabo el pasado 11 de noviembre en Carolina del Norte, después de lo cual fue extraditado a Maryland, y este miércoles fue presentado ante el juez que ordenó su prisión incondicional.

Según la información, las autoridades tienen identificados a otros sospechosos cuyo paradero intentan ahora ubicar, sin que de momento sepan el motivo del asesinato.

El presidente Donald Trump reclamó en julio a la policía acabar con esta pandilla y, en consecuencia, el fiscal general Jeff Sessions declaró en octubre como "prioridad" del gobierno desmantelarla.

Las autoridades migratorias anunciaron la semana pasada el arresto de más de 200 integrantes de la MS-13 entre el 8 de octubre y el 11 de noviembre.