Supera Brasil los 4 mil casos de bebés con microcefalia en casi 1 año

Internacional
/ 27 enero 2016

El virus del Zika comenzó a circular en Brasil a comienzos de 2015. El estallido de la epidemia de microcefalia comenzó en octubre.

Brasil ya tiene más de 4,000 casos de bebés nacidos con microcefalia presuntamente vinculada al virus del Zika, informó hoy el diario "O Globo".

En declaraciones a dpa, un portavoz del Ministerio de Salud no confirmó ni rechazó el dato e informó que el boletín epidemiológico con la información actualizada será divulgado en las próximas horas.

En caso de confirmarse la información del rotativo, que cita a "un ministro", el avance de la epidemia de microcefalia en el país sudamericano estaría siendo de unos 200 nuevos casos por semana.

El medio añade que ante la inminente celebración de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, que comienzan el 5 de agosto, la capital fluminense será el centro de las atenciones en lo que refiere al combate al virus y su agente transmisor, el mosquito Aedes aegypti.

Bajo la consigna "Un mosquito no es más fuerte que un país entero", el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff prepara acciones bajo el concepto de "guerra" al vector.

El virus del Zika comenzó a circular en Brasil a comienzos de 2015. El estallido de la epidemia de microcefalia comenzó en octubre.

Desde entonces, el avance de esa malformación ha sido constante y alarmante. A modo de comparación, basta señalar que en 2014, antes de la llegada del Zika a Brasil, se registraron 114 nacimientos de bebés con la dolencia en todo el país.

El 11 de noviembre, el Gobierno decretó Situación de Emergencia en Salud Pública Nacional, y a comienzos de años fue lanzado el Plan Nacional de Combate al virus Zika y la Microcefalia.

Las acciones se destinan fundamentalmente a combatir al mosquito Aedes aegypi, que transmite además los virus del dengue y chikunguña y la fiebre amarilla.

Visitas a los hogares a cargo de soldados del Ejército y agentes comunitarios; aumento de recursos destinados a la atención primaria de salud, en especial a embarazadas y sus bebés; incentivos a la investigación tanto en lo que refiere al virus, prácticamente desconocido en el mundo, como a mecanismos para combatir al mosquito; distribución masiva de repelentes y una fuerte campaña de concientización, son algunas de las acciones en marcha.

El último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud, divulgado el miércoles pasado, daba cuenta de 3.893 casos sospechosos de microcefalia vinculada al virus del Zika, entre los cuales se registró la muerte del bebé en 49 oportunidades.