“Son rumores”: universidad donde estudió supuesta viróloga que acusa a China y la OMS

Internacional
/ 13 julio 2020

Li-Meng Yan dio una entrevista que avivó la polémica sobre la gestión de la OMS y los datos que aportó China sobre el nuevo coronavirus. La Universidad de Hong Kong emitió un comunicado refutando sus dichos

La Universidad de Hong Kong (HKU, por su sigla en inglés), la mejor de esa región asiática, emitió un comunicado de urgencia tras la reveladora entrevista que Fox News realizó a Li-Meng Yan, la viróloga china que huyó en abril a Estados Unidos, y aseguró que su país y la Organización Mundial de la Salud (OMS) encubrieron el coronavirus.

En una misiva publicada el sábado 11 de julio en su web, la casa de estudios confirmó, sin especificar fechas, que Li-Meng Yan “fue becaria postdoctoral, pero dejó” los estudios.

“Si bien HKU respeta la libertad de expresión, las opiniones y puntos de vista pasados o presentes (de la experta) no nos representan”, de modo que “el contenido de dicho informe de noticias no concuerda con los hechos clave tal como los entendemos”, añadió la universidad.

De acuerdo al comunicado, Li-Meng Yan “no realizó ninguna investigación sobre la transmisión de humano a humano del nuevo coronavirus en HKU durante diciembre de 2019 y enero de 2020, según dijo en la entrevista”.

“Observamos, además, que sus versiones no tienen una base científica, sino parecen rumores. HKU no actúa en rumores y no haremos más comentarios sobre el asunto”, zanjaron.

Li-Meng Yan habló el último viernes con la cadena conservadora Fox, entrevista de la que se ha hecho eco en numerosos medios locales.

La viróloga afirmó que el Gobierno chino sabía del peligro que suponía el SARS-CoV-2 antes de que el 31 de diciembre informara a la OMS del brote en la región china de Wuhan.

Además, relató que ella comenzó a estudiar el virus en diciembre desde Hong Kong y estuvo en contacto con otros científicos que estaban en China continental y tenían más información de este.

Supuestamente averiguó que la cepa se estaba transmitiendo muy rápido entre personas, algo que todavía se desconocía, e informó de sus hallazgos al doctor Leo Poon, un presunto contratista de la OMS que ocultó su investigación y le pidió que guardara silencio, dejando entrever que podría perder la vida.

“Él me pidió que guardara silencio y que tuviera cuidado. Que no tocara la línea roja, es decir, que no fuera contra los procedimientos del Gobierno de China y que no contradijera sus principios. Sino, me metería en problemas y podría ‘desaparecer’”, dijo Yan a Fox.

Li-Meng Yan acusó a la OMS de “corrupción” y complicidad con el Gobierno de China, una hipótesis que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha abanderado desde el inicio de la pandemia.

La OMS ha negado las acusaciones de Li-Meng Yan y dijo a Fox que “mucha gente trabaja para ellos como consultores”, pero no tienen datos que acrediten que Yan, como ella afirma, trabajara para un laboratorio de referencia de la organización especializado en virus y pandemias.

La OMS dijo a Fox que tampoco tiene en sus archivos datos sobre Poon, el supervisor de Yan.

Desde el inicio de la pandemia, 12,7 millones de personas se han contagiado en todo el mundo y más de 565.700 han perdido la vida, de acuerdo al recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins en Estados Unidos.

Con información de EFE