AMLO afirma que no está en contra de los ricos: "no todo el que tiene es malvado"

Nacional
/ 28 junio 2021

El presidente aseguró que se requiere de los empresarios para sacar adelante a México

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que no está en contra de la clase media ni de los ricos, pues aseguró que se requiere de los empresarios para sacar adelante al país.

En su conferencia mañanera de este lunes en Palacio Nacional, López Obrador señaló que no todos los que tienen dinero son malvados, pues hay quienes han hecho su fortuna con trabajo. 

"No estamos en contra de los ricos, no todo el que tiene es malvado, hay quienes han hecho su fortuna con trabajo y de conformidad con la ley y merecen respeto, además invierten, generan empleos, son fundamentales. 

"No podríamos sacar adelante al país sin la participación de los empresarios, del sector privado, no se puede hacer todo con inversión pública, no alcanza, antes había más posibilidades, pero con el saqueo dejaron muy endeble, muy debilitadas las finanzas públicas", dijo. 

Asimismo, López Obrador reiteró su llamado a formar una clase media fraterna, humana, y que no se deje envolver por lo material "y le dé la mano al que se quedó atrás para que se empareje". 

"Vamos a formar una clase media fraterna, humana, que saquemos de pobres a millones de mexicanos, pero que se formen con principios humanistas, que no se formen con clasismo, que no se vuelvan ladinos, sabiondos, de eso que dan la espalda a los que sufren y que nada más le importan su situación persona y no voltean a ver a los demás, no le dan la mano al que se quedó atrás para que se empareje", agregó.

Tras aclarar que cuando habla de un sector de la clase media aspiracionista se refiere a quienes tienen una influencia de 36 años de dominio neoliberal y con idea de triunfar a toda costa sin escrúpulos morales, el presidente López Obrador dio su definición de "fifí" en su conferencia mañanera del pasado jueves.

"El fifí es un junior, por lo general, de la oligarquía, de los de mero arriba. Para ser fifí se requieren más de 500 millones de dólares de fortuna. Los fifís fueron los que celebraron cuando celebraron a Gustavo A. Madero y lo sacrificaron cobardemente y eran los hijos de hacendados porfiristas", expresó López Obrador.