Detectan anomalías en investigación por robo de medicinas en la CDMX; las almacenaron por cuatro meses

Nacional
/ 20 junio 2021

Empleados, dependencias y laboratorios se contradicen en sus declaraciones a la FGR

CDMX.- El 4 de octubre de 2020 medicamento oncológico que requerían los niños con cáncer fue robado de una bodega en Iztapalapa, el cual permaneció cuatro meses guardado.

El semanario Proceso reveló que la investigación de este caso detalla una serie de irregularidades entre los trabajadores del lugar asaltado, la Cofepris, así como las empresas relacionadas con las medicinas.

En base al expediente de la FGR y la Fiscalía General de Justicia de la CDMX, los medicamentos llegaron a México desde el 11 de junio de 2020, procedentes del laboratorio argentino Kemex S.A., para la empresa mexicana Novag Infancia, y fueron enviados a una bodega en Iztapalapa.

El abogado de la Novag, José Martínez Villela, testificó, sin dar a conocer sus fuentes, que, el día del robo, los ladrones llegaron con tráileres para sustraer mercancía y bienes; asegura que ese mismo día acudió con testigos para denunciar los hechos.

Mientras que Martínez Villela confesó que ese día había tres trabajadores laborando, los entrevistados argumentan que realmente eran cinco.

Contratados como ayudantes generales, dos de estos sólo fueron contratados por un mes, es decir, durante octubre.

INCONSISTENCIAS

Entre las declaraciones de los empleados, uno de ellos aseguró que ese día sólo llegarían a laborar dos más que él; testimonios al MP revelan la presencia de más trabajadores.

En la información que proporcionó la Cofepris, la dependencia negó relación con Novag, para después, en el presente año, alegar que trabajaban de la mano.

Fue en base a la carpeta de investigación de la FGJ-CDMX, donde Kemex corroboró que la mercancía se entregaría en calzada de Tlalpan y no en Iztapalapa.

Asimismo, detallan que el medicamento llegó a la CDMX el 18 de junio de 2020, esto quiere decir, que estuvo cuatro meses almacenado sin ser distribuido.

A pesar de que el valor de los productos es de 7 millones 262 mil 816 pesos, en el expediente no hay constancia de que alguna entidad del gobierno haya reclamado la reposición de las medicinas.

Proceso informa que en ese mismo archivo, no hay pruebas de que Novag rinda un informé del porqué se cambió la sede de entrega, la razón por la que los números de lotes no coinciden entre Cofepris y Kemex, y aclarar el almacenamiento de cuatro meses. Con información de Proceso