Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Academia abierta: una buena práctica de transparencia universitaria

Opinión
/ 26 septiembre 2021
true

Desde el inicio de mi gestión como directora general de la Academia IDH (2019-2020) asumí el compromiso de diseñar e implementar una garantía de máxima publicidad, denominada “Academia Abierta” (Open Academy), para poner a disposición de todas las personas, a partir del concepto de Gobierno Abierto, un sitio de internet proactivo de máxima publicidad, rendición de cuentas, colaboración y participación de la gestión pública de la institución que dirijo con la ayuda de uso de tecnologías digitales para facilitar el acceso a la información pública.

Esta idea de “Academia Abierta” significa una política proactiva de máxima publicidad que va más allá de las obligaciones previstas en la legislación. No sólo para que la ciudadanía conozca en qué se invierte cada peso de los recursos públicos que la sociedad nos confía y tenga, por ende, la oportunidad de hacer su mayor escrutinio público, sino también para que los que gestionamos un quehacer público dentro de la universidad tengamos la oportunidad de difundir fuentes oficiales en donde cualquier persona, con un sólo click, pueda obtener la mayor información posible de nuestra gestión para la mayor rendición de cuentas.

La Academia IDH, como cualquier otro instituto, escuela o facultad de la UAdeC, pone a disposición la información en el sitio oficial de nuestra universidad (www.transparencia.uadec.mx). Este sitio es evaluado por el ICAI. Pero eso no impide, conforme a la ley, que en nuestro portal (www.academiaidh.org.mx) podamos hacer un mayor ejercicio de transparencia abierta para que la ciudadanía tenga una mejor sistematización de la información pública para buscar e investigar la gestión presupuestal. La máxima transparencia favorece la legitimidad, credibilidad y confianza de lo que una institución académica hace para su comunidad.

En tal sentido, la ciudadanía que quiera conocer cuestiones básicas de cuánto gana la directora general o cuánto gasta en viáticos de trabajo, o bien, en qué se gasta el recurso destinado para la academia, sin necesidad de ir al portal general de nuestra universidad, puede navegar en el nuestro para ir conociendo, rubro por rubro, toda la información que exige la ley de transparencia y mucho más. Es más, puede tener información para evaluar nuestra función y, si le interesa, colaborar y participar en la toma de decisiones de nuestra institución.

En lo personal soy la más interesada en que exista la mayor información sobre mi gestión. Mi madre y mi padre me han enseñado muchos valores de una buena ciudadanía, pero ante todo la rectitud. Luego estoy muy consciente que quienes ejercemos una función pública debemos someternos a un mayor escrutinio de la sociedad para demostrar que siempre nos conducimos en forma honesta.

Si la ciudadanía da click en nuestro portal (www.academiaidh.org.mx/open-academy) podrá ver en forma muy amigable un ojo, en donde podrá observar, buscar e investigar por rubros la información de mi gestión. Pero si quiere saber de la transparencia de la administración pasada (2015-2019), hemos decidido seguir manteniendo la información en la versión original como un archivo digital histórico. Nuestro concepto de transparencia es más amplio.

La Academia IDH, por el número de solicitudes de transparencia, es una de las instituciones más observadas. El Congreso nos autoriza al año alrededor del 1 por ciento del presupuesto total de la UAdeC. Nos da mucho gusto que nuestro presupuesto siempre esté sujeto al escrutinio público. Eso nos exige más. Creo que la ciudadanía, con la información que tiene a su disposición, debería hacer un ejercicio de la rentabilidad de la academia porque existe en el País la percepción generalizada de que son pocas las instituciones universitarias que ofrecen grandes resultados para su comunidad. La AIDH, sin embargo, es una academia social, económica, científica y culturalmente muy rentable.

Incluso: nuestro sitio Open Academy es uno de los que más registros de visita tiene. Tenemos un ojo que siempre nos vigila. Eso me parece una gran práctica ciudadana que no sólo hay que valorar, sino alentar cada vez más.

Lo que debo seguir insistiendo es que, con un mero vistazo a nuestro portal y dando click, pueden saber mi sueldo, mi agenda, mis viáticos, mis actividades, mis funciones, etcétera. Allí podrán constatar que, por ejemplo, no sólo cumplimos con la ley. También ofrecemos más información pública de manera ordenada, sencilla y sistematizada. Si quieren una audiencia pública pueden llenar un formato y podemos autorizar un Zoom abierto para responder cualquier pregunta de nuestra gestión presupuestal.

Nada más es necesario que asuman un papel de ciudadanos críticos, libres y serios. No necesitan desinformar ni manipular. Basta que den click en el sitio y, si tienen dudas, hagan una solicitud de transparencia en la plataforma, o si lo prefieren pueden llenar un formulario para solicitar una audiencia pública para preguntar lo que deseen investigar, buscar o criticar de nuestra institución.

Estoy cada vez más comprometida con mi función. Soy una académica quien no sólo se dedica a escribir libros, organizar seminarios, dirigir proyectos e informes, impartir docencia, entre otras actividades. También dirijo a una institución que necesita demostrar que es útil para su comunidad y, por eso, la Academia IDH es un asistente técnico a las instituciones para desarrollar su política de derechos humanos, acompañar a las víctimas en su lucha por defender derechos y, por supuesto, genera programas de alta calidad educativa para garantizar becas y oportunidades a las próximas generaciones con nuestras especialidades, maestrías y doctorado.

Las personas tienen toda la información para cuestionarnos, para evaluarnos, para mirar con su ojo ciudadano. Sólo pido que acudan a esa información. Si no es suficiente, pueden hacer su solicitud para mayor información en la plataforma o, si está incompleta, pueden pedir una audiencia pública para preguntarnos lo que quieran saber.

Bienvenidos a nuestro portal que desde el inicio de mi gestión está a su disposición. Comencemos a ser una nueva ciudadanía que informe, critique y mejore a nuestras instituciones. No se vale desinformar, calumniar o difamar a los que sí queremos hacer de nuestra sociedad una comunidad libre, igual y fraterna en donde las personas sí estén informadas para poder discutir una agenda pública que nos haga ser mejores como generación.

He recibido en los últimos días diversas recomendaciones de la ciudadanía para mejorar nuestro portal. Lo vamos a seguir actualizando y mejorando.

@IreneSpigno

La autora es directora

general de la Academia IDH

Este texto es parte

del proyecto de Derechos

Humanos de VANGUARDIA

y la Academia IDH

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie