Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Coahuila: en ‘semáforo rojo’
por delitos sexuales

Opinión
/ 28 octubre 2021
true

El crecimiento en las denuncias por delitos sexuales en Coahuila debería disparar todas las alarmas. El 2021 apunta para ser el peor año del último lustro en este indicador

De forma recurrente en los últimos meses hemos reportado el alarmante crecimiento en el número de carpetas de investigación, abiertas por la Fiscalía General de Coahuila, en relación con la presunta comisión de delitos de carácter sexual.

En el reporte que publicamos en esta edición se da cuenta de cómo, durante los primeros nueve meses de 2021, se ha rebasado ya el número total de denuncias de este tipo interpuestas durante todo el 2020, lo que apunta a que este año cerrará como el peor del último lustro.

En efecto, de acuerdo con las estadísticas que reporta el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), al cierre de septiembre pasado se habían iniciado en nuestra entidad mil 369 denuncias por delitos sexuales, cifra superior en casi 20 por ciento a las mil 148 denuncias recibidas en todo el 2020.

De seguir esta tendencia, el 2021 podría cerrar con un crecimiento de 60 por ciento en este tipo de delitos con respecto al año pasado, lo cual debería disparar todas las alarmas y obligar a la implementación de acciones inmediatas por parte de las autoridades locales.

Porque, como se ha dicho en repetidas ocasiones, aunque todas las conductas catalogadas como delitos constituyen ofensas para la sociedad en su conjunto, las que implican violentar la intimidad de las personas representan hechos particularmente agraviantes.

Por otra parte es necesario insistir en el hecho de que los delitos sexuales, por regla general, son cometidos en contra de personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad o desventaja respecto de sus agresores. Además, en no pocos casos las víctimas son menores de edad, un grupo social que debe ser especialmente protegido en sus derechos.

¿Cuáles son los elementos sociales o ambientales que se ubican detrás de este crecimiento en el número de casos de violencia sexual en Coahuila? ¿Qué se está haciendo mal, o dejando de hacer, para que quienes se encuentran ante la posibilidad de incurrir en este tipo de conductas no encuentren elementos para refrenar sus impulsos?

Se trata de cuestionamientos de obligada respuesta porque al resolver las incógnitas estaremos identificando de inmediato los aspectos en los cuales resulta urgente trabajar para contener el fenómeno y revertirlo.

La organización civil Semáforo Delictivo a puesto a Coahuila en estado de “semáforo rojo” debido a esta realidad. El dato no puede pasar por una simple anécdota, sino provocar la reacción inmediata de todas las autoridades responsables de atender el problema.

Ignorar la gravedad de la situación equivale no solamente a dejar abandonadas a su suerte a las víctimas que por desgracia ya se cuentan por cientos, sino incitar a que la violencia sexual siga avanzando y con ello, la cifra de personas que deberán cargar con una marca de por vida por haber sido violentadas en su intimidad.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie